Ahorremos para vivir mejor

 
 
Hoy me viene una pregunta a la mente…

Si fueras inmensamente rico ¿serias feliz?

Si llovido del cielo, digamos una herencia, lotería, quinielas…. nos engorda sustancialmente nuestra cuenta corriente ¿sabríamos gestionar ese dinero?

Pronto, nos estaremos todos, gastando el dinero del gordo de la Lotería de Navidad, antes del sorteo, después solo algunos serán los afortunados.

Recordando otros años, que los medios de comunicación suelen entrevistar a los afortunados y les preguntan qué harán con el dinero ¿recordáis cuáles son las respuestas más frecuentes?

Desde tapar agujeros, (díganse, hipoteca, crédito personal, crédito de tarjeta….), pasando por comprar un coche, o los más afortunados comprarse un piso….

Nadie dice, invertirlo, crear un negocio, hacer trabajar el dinero por mí ¿Por qué?

Sinceramente, creo que la respuesta es no esa porque estamos acostumbrados a trabajar por un sueldo, a comprar más de lo que podemos, empeñándonos con las entidades financieras, sin ver que eso nos hace más pequeño aún nuestro sueldo, ya que compramos cosas que probablemente no son imprescindibles, pero pagándolas bastante más caras, ya que tenemos que pagar los intereses del crédito.

Recuerdo a la directora de un banco que en confianza me decía… mira que eres raro… “Todos vienen pidiéndome consejo donde colocan sus ahorros y tu vienes sabiendo lo que quieres…”.

A pesar de tener confianza con ella, su trabajo es optimizar resultados del banco, mi trabajo que el banco me pague lo máximo a mí, por lo tanto cuando decidas hacer algún trato en tu banco o caja de confianza, mírate antes la competencia…..merece la pena.

También recuerdo otra conversación con la misma directora, fui a pedirle un crédito para comprar un pequeño terrenito y fui a preguntarle cuanto me cobraba, el interés, lo que pagaría realmente al final del crédito… y se me quedo a cuadros la pobre….

Me dijo:

“Todo el mundo me pregunta que cuota ha de pagar…” “Si le concedo el crédito…”

Le conteste…

Sabes que el dinero que te pido, lo tengo de sobras, en tu banco depositado (invertido pero depositado), el tipo de interés que me ofreces, además no me interesa…

Me contesto:

“Si me traes una escritura (que la tenía y tengo libre de cargas) te hare un crédito hipotecario mas barato”

Le conteste…

Mañana te diré lo que cobra otra entidad, con la que también trabajo por los créditos personales y te traeré las condiciones generales para cualquier cliente, no las que me hacen a mí.

Al día siguiente se las lleve para que viera que la competencia daba muchas mejores condiciones, pero además no solicite el crédito, vendí unas acciones que tenía depositadas en su entidad y me compre mi terrenito y se quedó con las ganas de colocarme un crédito o pedirme unas garantías hipotecarias para que cobrara unos intereses aceptables a mi forma de ver, teniendo el dinero que yo le pedía sobradamente ella depositado….

¿Por qué personas con una saneadísima cuenta corriente, sigue trabajando?

Esta sociedad nos ha enseñado a depender de un sueldo, a tener que trabajar para ganar dinero, que a más dinero tenemos, más dinero necesitamos, más cosas necesitamos ¿es cierta esta afirmación?

Yo opino que sí, pero no debería ser así.

Deberíamos pensar, en lugar de comprar por comprar (sin ser un tacaño y un amargado) en comprar lo que realmente necesitamos, procurar no comprar a crédito, ahorrar, aunque ganemos poco, pero todos los meses ir ahorrando algo.

Que alguno pensareis “si con lo que gano no me llega…”, pero los que pensáis esto, también os digo ¿Cómo salís del paso cuando os viene una multa de exceso de velocidad o de aparcamiento? ¿Y cuándo enfermáis y estáis de baja? ¿Y cuando algo se rompe en casa?

Pues hay que estar preparado para estas eventualidades, para eso es necesario tener un cajoncito, no para gastar en caprichos, para estas necesidades y otras muchas que nos genera la vida.

Poco a poco este cajoncito va engordando, pues para tenerlo muerto hay que buscarle rentabilidades financieras seguras.

La salida más fácil y segura, es buscarse una entidad financiera que nos de rentabilidad por esos ahorros que tenemos, si nos atrevemos, incluso podemos pensar en bonos del estado, ya que para empezar, la inversión tiene que ser muy segura y con total liquidez.

Con el tiempo, si no tenemos problemas y esa cantidad va engordando y algún caprichito puntual no nos la saquea, ira engordando poco a poco….en ese momento quizás, sea el momento de buscar inversiones con más riesgo pero con mejores tipos de interés.

Pero ahora volvamos a ese señor que tiene tanto dinero que no necesita trabajar ¿Por qué sigue trabajando? Opino que unos, porque les apasiona su trabajo o simplemente porque no saben hacer otra cosa.

Aunque sigo pensando en ese señor que tiene tantísimo dinero que no es capaz de gastárselo en su vida, por mucho que le apasione su trabajo ¿no estará mejor en su casita, disfrutando de su mujer e hijos?

Personalmente, os aseguro que no soy rico, mis gastos procuro que sean modestos.

Actualmente trabajo 4 horas al día, por las mañanas, los ahorros que he conseguido reunir con un montón de años de trabajo, de guardias de 24 horas….pues ahora me generan unos modestos beneficios que complementan mis cuatro horas de trabajo y con eso tenemos para vivir la mujer y yo.

No tenemos deudas, no nos vamos de vacaciones, tenemos un coche que pronto cumplirá 10 años, que por cierto fue el primer coche nuevo que me permití comprarme y creo que no volveré a comprarlo nuevo, demasiado dinero para un vehículo que se hace viejo en cuatro días, para el uso que actualmente le doy, pero bueno eso depende de cada uno de nosotros.

Realmente a la tarde también trabajo, la uso para mirarme los mercados financieros y leerme noticias de economía, pero sin agobios, si un día ni me las miro, no se termina el mundo.

Aprovecho para dibujar mis cuadritos, que los suelo utilizar para ilustrar mis post, para escribir estos post, para hacer de locutor de radio, pero para hacer lo que me apetece y he de reconocer que el trabajo que realizo por las mañanas no me desagrada, en realidad me gusta.

Pero ¿imagináis lo bonito que es llegar a casa al medio día, a comer. y no importarte a qué hora terminas de comer?

Después a la tarde haces lo que te apetece, los días que no trabajo, la comida del medio día la preparo yo, que suelen ser las recetas que os cuelgo con sus correspondientes fotografías también realizadas por mí.

Pues ese tipo de vida, lo he de agradecer a mi sueldo, a ese ahorro de aproximadamente un 10% de mi sueldo y a algo de suerte en mis inversiones en bolsa, os aseguro que no soy inversor especulativo.

Mi sistema de inversión desde que entre en bolsa, es comprar acciones y sentarme encima de ellas aunque bajen, cobrar los dividendos y con ellos complementar mi sueldo, así de simple.

Animo a intentar ahorrar los que no llegáis a fin de mes y los afortunados que trabajáis para atesorar dinero, pensaros si merece la pena atesorar, mejor dejar de ganar y disfrutar de la vida, que os mantenga el dinero que habéis atesorado durante vuestra vida.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.