Como no pintar la puerta de tu nevera.

Después de llevar tres días luchando las tardes con la puerta del congelador del combi que estaba oxidada, hoy por fin la doy por medio terminada.

El primer día, lije bien fina la puerta, la limpie con acetona y me puse a pintarla con un par de sprays blancos, ya que para esa miseria no me merecía la pena usar la pistola de pintar, que después hay que limpiarla y el que escribe es vago.

Pues antes de usar los sprays, empapele el suelo, el armario y el congelador para que no se manchara nada……empecé a pintar y me pase tirando pintura, por lo tanto se me corrió, intente repararla y lo destroceeeee….

Al día siguiente, vuelta a lijar con la pintura algo húmeda (seca al tacto, pero no para trabajarla) pero se hizo lo que se pudo…. Me salio piel de naranja (donde puse mas capa de pintura salieron como escamas)….

Hoy de nuevo lija y pintura, ha quedao aceptable, aunque no perfecto, cuando este bien seca, dentro de una semana o dos tocara volver a lijar y pintar.

Parece mentira, que una cosa tan simple, por la impaciencia cueste tanta faena…. Si el primer día hubiese dado una capa de spray, tomado una cerveza y tirado otra capa de spray, el lunes habría terminado con la puerta de la neverita el lunes, en cambio, estando a miércoles solo puedo darlo por terminado, de momento.

Ayer después de pelearme con la puerta, me dio por pintar mi primer autorretrato….. algo simple, pero es lo que me salio, tenia que haber pintado también la famosa puerta de la nevera….jejeje

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.