Ir al contenido

¡Griten más!

2012 octubre 29
por José Ignacio Calleja

Me abruma el mundo, sí,
hoy y entre los míos, me abruma…
es ya noviembre de 2012, y no escampa.

Me sobrepasa porque sé que arruina nuestra libertad,
que inunda y ahoga las esperanzas de tantos y tantos,
el alma y los cuerpos.

El mundo me encoge el alma.
Si se hace rostro y mirada de niño,
se me encoge el alma hasta escurrirse.
Hay miles de adultos frágiles como niños.
Es el mundo, yo no era así.

Esos pequeños no hicieron nada malo para merecer tanto daño,
no derrocharon sus oportunidades.
Tal vez sus padres tampoco.
Seguramente, ni sus padres ni sus abuelos,
seguramente, tampoco.
Esos niños nacieron casi condenados.
No podrán probarse en la excelencia.
Cuando arriba tiembla, abajo te aplasta…
ellos estaban abajo, luego…

Ellos no han hecho nada malo, desde luego que no.
Eso es la inocencia de la víctima,
no haber merecido ninguna pena,
no haber agotado la paciencia de nadie,
no haber dejado sin comer a nadie.
Sencillamente,
ver arruinada la propia vida,
a manos de otro que se toma dos o un millón.
Puestos a ello…

Me abruma el mundo, sí,
hoy y entre lo míos, me abruma…
es ya noviembre de 2012, y no escampa.
Aquí unos padres sin trabajo, allí otros, sin cobijo,
en casa callando por los niños,
silencio, ¡hagamos tiempo!, quizá mañana…
Pero mañana tampoco y van…

Alguien dicta moral a lo lejos,
resuena una sugerencia,
que los ricos y los que gobiernan no se olviden de los más pobres,
que hallen fórmulas más justas para atenderlos…
Un deseo bueno, un “por-favor”.

Griten más, quien puede un poco, que grite más…
Que haga más con lo suyo y con sus manos,
pero que grite más,
que exija más,
por las víctimas,
por los que todavía no han tenido una oportunidad de fallar,
y por los que la perdieron, y lo pagan con creces.
Lo pagan hasta el martirio laico. O es ¿también religioso?

Griten más, los que algo pueden…
griten más, si lo hacen con convicción de fe,
de fe en Él,
griten más,
ya es noviembre de 2012, los niños crecen, los padres se desesperan,
y no escampa.

Es el mundo, yo no era así.
Me resisto a que me abrume,
no lo permitiré,
pero, ¿qué pasaría si fueran mis hijos?

Es el mundo, yo no era así. No lo permitiré. ¡Griten más!

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.