Por qué traspasar un plan de pensiones es una buena idea

traspaso planes de pension

Traspasar un plan de pensiones da pereza. Eso es así. Sin embargo, es un proceso mucho más ágil y sencillo de lo que parece, y además puede aportar importantes beneficios si se hace adecuadamente. Pero, ¿cómo podemos beneficiarnos de traspasar un plan de pensiones a otra entidad? Pues principalmente de dos modos:

  1. Aprovechando una oferta de traspaso a otra entidad. Es común, especialmente a finales de cada año, que los bancos busquen captar planes de pensión a partir de ofertas que van desde regalos hasta dinero en efectivo (normalmente una bonificación de entre el 1% y el 5% del importe traspasado). Ahora bien, en este caso hay que tener en cuenta que se aplicará un periodo de permanencia durante el cual no se podrá mover
  2. Puedes cambiar de un fondo de pensiones poco rentable o con pérdidas a otro que te convenga más en cuanto a rentabilidad y/o seguridad. Tal vez tengas el plan invertido en renta variable y, harto de perder dinero, decidas pasarte a un plan de pensiones garantizado

También cabe decir que cambiar el plan de pensiones de banco es un proceso gratuito, mantiene las ventajas fiscales y, además, es muy sencillo. Basta con contactar con el banco al que se quiere traspasar los derechos consolidados, elegir uno de sus planes y dejar que sea éste quien se ponga en contacto con tu banco de origen y haga todas las gestiones para hacer efectivo el traspaso. Por ley, éste no podrá tardar más de cinco días en completar el proceso.

Por tanto, no hay excusa para no mover el plan de pensiones de vez en cuando. Como la mayoría de las inversiones, los planes de vez en cuando necesitan salir a pasear.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.