Pagar por jugar online en la PS3

El debate está abierto. Cada vez son mayores los rumores sobre un hipotético cambio de rumbo en la gratuidad de PlayStation Network, el servicio que permite a los usuarios de la PS3 jugar online. Recordemos que los poseedores de una Xbox 360 ya pagan por acceder al Xbox Live, que cumple la misma función. Así las cosas, ¿dónde está el problema? Veamos, en primer lugar se dice, se comenta que Sony ofrecería a sus clientes una cuota anual de unos 58 euros a cambio de poder jugar a través de Internet. Vamos, que la cosa nos saldría por unos 5 euros al mes, una cantidad asequible aunque no precisamente adecuada para los tiempos que corren marcados por una galopante crisis económica. Acostumbrados a la gratuidad por acceder a los servidores de la multinacional nipona, la medida no gustará demasiado a sus usuarios así que para contentarles parece que se van añadir algunas funciones extra. Por ejemplo, se habla de regalar a los subscriptores un juego de PSN cada mes y, lo más interesante, el libre acceso a una aplicación de música en streaming al estilo de Spotify . Casi nada. En fin, que al parecer, el anuncio oficial de este PSN Premium se realizará en el próximo E3 de Los Ángeles, por lo que todo apunta a que falta muy poco para empezar a pagar por algo que nunca nos ha costado nada y que era toda una ventaja a la hora de decantarse por la compra de una consola u otra. Una vez que la multinacional nipona nos ha vendido sus consolas, ahora quiere empezar a exprimirnos por el simple hecho de jugar a distancia con sus juegos, que, recordemos, ya valen entre 60 y 80 euros. En fin, que son malos tiempos para la lírica y recordemos que la industria de los videojuegos es, ante todo, un negocio. Y de eso sabe, y mucho, Sony.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.