¿Cuánto estaríais dispuestos a pagar?

“Una entrada, ¿que daría yo por una entrada?”. Seguro que desde que el Athletic se deshizo del Sevilla en semifinales, os habéis hecho muchas veces esta pregunta. “Lo que fuera”, habréis respondido muchos. Basta de palabrería. Ahora toca demostrarlo.

Como sucede siempre con estos partidos, la reventa ya se ha puesto en marcha y en eBay circula una oferta que quizás os interese: 550 euros por un loro (no me preguntéis si es un peluche, que no lo sé). ¿Ya empiezas a desvariar otra vez? Sí y no. Ya sé que parece un loro un poco caro, pero resulta que “regalan” una entrada para el Partido. Una forma como otra cualquiera de esquivar a la ley, porque la reventa es ilegal.

Pero si no queréis para nada un loro, quizás os interesen más tres bolis, Bic para más señas. No sé de qué color, pero sí que se venden a precio de oro blanco: 675 euros. ¿Lo bueno? Que de regalo vienen tres entradas, eso sí, en la zona del Barça. ¿Que echáis de menos el carboncillo de toda la vida? No hay problema: 700 módicos euros y otras tres entradas en la zona culé.

Pues eso, ya sabéis que todavía es posible ir al Partido. Eso sí, mejor no pensar en lo que costarán las entradas en la zona del Athletic. Aquí la cosa pinta peor. Si hacéis lo que estáis pensando, más os vale, primero, que la novia no se entere, y después, haceros al sabor de la comida de lata y al del pan de hoy mañana; a la cálida y ¿romántica? luz del mechero, y al exilio por las noches. Y ya sabéis que lo peor de dormir en el sofá no es el dolor de espalda…

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.