Ir al contenido

Sexo oral: ¡Qué rico!

2017 septiembre 21
por lurdes y mertxe
  • A veces por pudor, por asco o por vergüenza de cómo saben o huelen nuestros fluidos nos perdemos algo tan delicioso como la caricia oral, suave, húmeda y muy, muy embriagadora.

    También a veces a los chicos hay que animarles a que bajen un poquito con su lengua a los genitales, muchos sienten asquito mientras que ellas sí les chupan, succionan y les hacen ricas guarrerías en su pene.

    ¿Quién ha dicho que el sexo es aséptico? El sexo es aquello que en condiciones de no excitación nos puede parecer asqueroso: metemos la lengua en la boca del otro y hacemos que nuestras lenguas se retuerzan de placer  en la boca del otro, chupamos y lamemos todos nuestros orificios (orejas, ombligo,…) tragamos fluidos impensables con sabores, densidades y olores no habituales.

    Pero el componente de excitación hace que todo ese asco se transforme en algo rico, excitante y el sexo oral es una de las prácticas, que si os la permitís, formará parte de las guarrerias más y más y más extasiadoras que podáis probar.

    El sexo oral  es la práctica sexual más común, solo le gana en la cama, la penetración.

    Y para que tengáis alguna noción básica del sexo oral y lo hagáis bien, lo primero a recordaros es que la imperfección en la cama es la mejor de la perfecciones. No hay reglas, todo vale, improvisa. Pero prepara la zona, no llegues de repente y te pongas a chupar como un loco o una loca, ve despacio. ¿Qué prisa tienes? Alarga el goce. Prepara la zona, haz que  desee una caricia más continua, más intensa, haz que te pida. No llegues como un elefante en una cacharrería.

    Varía los ritmos, más lento y ahora más rápido, más suave…más intenso, ahora succiona, luego chupa, imagina hacer formas con tu lengua sobre sus genitales,  en definitiva: no seas predecible, la sorpresa excita.

    No pidas que se corra, eso hace que el otro pueda bloquearse. Déjale que siga su ritmo, no importa llegar o cuándo llegar, importa disfrutar, que otro día se quiera más.

    Y sigue el mapa que te marcan sus gemidos, los cuales te irán diciendo por ahí sí, por ahí no. Diviértete. El sexo es algo lúdico.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.