Ir al contenido

Cómo superar una superación

2017 marzo 10
por lurdes y mertxe

 

La angustia, la sensación de “querer morirte” a cada minuto que pasa y el sentir que jamás vas a poder superarlo es una tortura opcional, sí opcional, que te acompañará el tiempo que tú decidas que te acompañe.

Estas sensaciones, emociones y pensamientos son muy similares a las que sienten las personas, que da igual por qué razón sea se separan o son abandonadas por su pareja, y de repente, vuelven a ser singles. Lo vemos y escuchamos todos los días en Albora Bide cuando las personas acuden por el sufrimiento de una ruptura amorosa.

Ciertamente las separaciones no son fáciles, y tanto si eres dejado o eres el “dejador” estás cambiando tu forma de vida. Y los cambios nos enfrentan al miedo, en este caso a la soledad, el gran miedo de los seres humanos, junto el miedo a la muerte.

Ciertamente cuando se acaba una relación, esa historia que hiciste crecer, alimentaste más o menos y de repente se muere…es normal que haya tristeza, que te dé un bajón pero no deberías de hundirte. Tu vida la has de sentar sobre un banco firme, con más de una pata, para que si esta pata un día quiebra…haya muchas más patas donde ese banco se asiente.

Y  has de saber que volver a recuperar la ilusión, el seguir adelante va a depender mucho de ti, como siempre y en todas las cosas de tu  vida.

Grábate esta frase a fuego: El dolor es inevitable… pero sufrir es opcional”. Es decir, la tortura a la que te sometas es cosa tuya, el retozar en el dolor, haciéndote miles de preguntas del “porqué”  y diciéndote cosas del pelo “me merezco, no me merezco…”  solo te llevan al sufrimiento.

Tampoco has de huir, vive lo que tienes que vivir en cada momento, pero sin retozar en el sufrimiento, no te distraigas de tu dolor, porque éste entonces será eterno, pero trata de no sufrir, sigue viviendo, deja de rememorar una y otra vez lo vivido con esa persona, tu historia con ella.

Y, sobre todo, piensa que las rupturas no son fracasos, puede ser lo mejor que te ha pasado en la vida. Cuando dos personas crecen pueden ir en convergente, en paralelo o  en divergente, y solo podemos formar historia común si vamos creciendo en convergente, si crecemos de las otras maneras nos iremos distanciando, pero es que cada persona ha de crecer como tenga que hacerlo. Hemos de fluir y ver hacia dónde nos lleva ese fluir. Si cuadra, genial! Y sino…también genial . Lo triste sería quedarnos estancados.

Recuerda siempre la frasecita: El dolor es inevitable…pero sufrir es opcional.

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.