Ir al contenido

Los líos que trae Facebook a la relación de pareja

2013 mayo 24
por lurdes y mertxe

Ya no sabemos si nosotros inventamos, modificamos, ampliamos y avanzamos con la tecnología o es la tecnología la que nos cambia a nosotros y nos domina. No hay duda, la forma de comunicarnos ha cambiado. La pregunta es si a mejor o a peor. Facebook, Twitter, Tuenti, Whatsapp,… en fin, un sin fin de aplicaciones, un sin fin de formas de comunicarnos, incluso de vernos, colgamos fotos, exponemos nuestra visión de la vida …

Ah, pero como decimos, todo no son ventajas, a través del Facebook vemos con quién se relaciona, virtualmente o no, nuestra pareja, conocemos a sus amigos, a su familia…y claro, también vemos a quién tiene de amigo, ¿a su ex?, a quién va aceptando de amigo/a ¿a esa o ese que el otro día no le quitaba el ojo de encima?, lo que sus amigos le ponen de comentarios, la actitud que muestran y muestra en las fotos en las que aparece junto a dichos amigos… y eso, ¿cómo nos sienta? Nos da confianza el saber, o, ¿nos emparanoia? ¿O usamos otra estrategia? La de hacernos amigo de todos sus amigos, hacernos muy presentes, que no se olviden de que existimos… y sobre todo, de que estamos en alerta, ¡cuidadín! ¡que viva la tecnología, que nos hace más libres!

Pero no acaba aquí, no, ni mucho menos. Observamos si se conecta mucho o si por el contrario lo hace poco, vemos qué cuelga,…¡Y cómo no! Vemos si ha puesto en su estado si está o no emparejado, porque sino lo pone… ¿es que no somos algo serio para él/ella? O te pasas el día escribiendo en su muro ¡que todos sepan que existes!

En fin, que como no esté un poco seguro de su interés o amor hacia ti, si no tienes bien la autoestima, y si no confías demasiado en esa persona…¡los celos están servidos! Y con el Facebook es muy fácil caer en buscar la sospecha, en buscar indicios de que hay gato encerrado. Y es que no hemos de olvidar que la tecnología se adelanta a nuestra emoción. Estamos usando cosas muy nuevas, a las que nos lanzamos , como a una piscina, sin saber si hay agua o no, y muchas veces nos arrolla, aún no tenemos un buen manejo de toda esta tecnología, estupenda y maravillosa, que tendremos que aprender a usar bien. De ese buen uso va a depender gran parte de nuestra felicidad.

El periódico El País a 31 de marzo de 2013 publicaba un artículo titulado “Estudios revelan que Facebook ha provocado 28 millones de divorcios”. Con el párrafo que a continuación os transcribimos, se deja más que evidente esta situación. “Hoy en día la sentencia del matrimonio católico que reza: ‘Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre’, debería reformarse a: ‘Lo que Dios ha unido, que no lo separe Facebook’ pues es la causa de uno de cada cinco matrimonios que se deshacen en el mundo.” Fuerte ¿verdad?

Pues con esta reflexión os dejamos pasar el fin de semana. Relacionaros cara a cara, tocaros los cuerpos y dejar de tocar el teclado.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.