Ir al contenido

Los hombres las prefieren cabronas

2013 abril 17
por lurdes y mertxe

¡Vaya comienzo, eh! Pero, ¿será verdad? ¿Es cierto que los hombres prefieren a las mujeres cabronas que a las buenas? ¿Qué pensáis? Seguro que habéis oído habla en más de una ocasión comentarios de mujeres tales como: “Mira con quién se ha ido ese, con la mujer tan buena que tenía y mira… No, si es que las que peor se portan son las que ganan”. Pues sí, son cosas que suceden. Y, ¿qué les dan estas mujeres?

Os diremos que  “Por qué los hombres aman a las cabronas” es el título de un libro escrito por Sherry Argov en el que da consejos a las mujeres “demasiado buenas”. Nos ha gustado, es entretenido y toca algunos aspectos claves que no deberíamos de olvidar pero que son fácilmente olvidables.

Primeramente hay que aclarar que no hay que tomar en sentido literal la palabra cabrona, es una forma de nombrar el tipo de mujer que ella considera. “La mujer que yo describo es buena pero fuerte. Tiene una fortaleza muy sutil. No deja a un lado su propia vida y no persigue jamás a un hombre. No permite que un hombre piense que tiene un dominio del 100% sobre ella. Y se da lugar cuando él se pasa de la raya… Utiliza su feminidad para su propio provecho. Tiene algo que la mujer buena no tiene, “claridad mental”, que le permite ejercer su poder cuando es necesario”. Nos gusta eso de no dejar de lado su propia vida. En consulta es uno de los aspectos que trabajamos en la mujer. Un porcentaje muy alto de mujeres, dentro de la pareja, lo que ha hecho es aparcar sus apetencias, actividades, deseos… y se ha dedicado a complacer los deseos del otro, con lo cual puede llegar y de hecho llega un momento, en que se siente vacía. No está a gusto. ¿Cómo va a estarlo? ¿Qué ha hecho por y para ella? ¿Cuánto tiempo se ha dedicado?

¿Te  ves con estas cualidades, actitudes, conductas…?  ¿Eres una mujer que mantienes tu independencia; no le persigues; eres misteriosa; tienes el control de tu propio tiempo; mantienes el sentido del humor; te sientes valiosa; sientes pasión por cosas que no están relacionadas con él…? Esperemos que hayas respondido afirmativamente a más de una. Son cualidades que entran a formar parte de una buena autoestima, de una mujer bien centrada, con las ideas claras.

Sherry, la autora del libro, da cien claves para atraer, seducir a los hombres. Nosotras no os vamos a dar las cien, pero si os vamos a resaltar algunas que nos parecen muy interesantes, válidas y necesarias.

“Tu actitud sobre ti misma es la que un hombre va a adoptar”. Sobre todo, respétate, SIEMPRE.

“La variable más grande entre una mujer “cabrona” y una mujer que es demasiado buena es el miedo. La “cabrona” le demuestra que no le da miedo estar sin él.

“Si tiene que escoger entre su dignidad o tener una relación, la “cabrona” dará prioridad a su dignidad”. Esto es muy importante y hay que intentar mantener siempre nuestra dignidad hasta el final. ¡Cuidadito! Que las mujeres somos muy dadas a perderla fácilmente.

“Cuando una mujer no cede fácilmente y no parece dócil o sumisa, obtenerla se vuelve más estimulante”.

“La “cabrona” le da al hombre el espacio suficiente para que no se sienta atrapado en una jaula. Entonces él se propone atraparla en la suya”.

“El sexo y la chispa no son lo mismo”.

“Si pareces suave y femenina, atraes su instinto de protección. Si pareces agresiva, atraes su instinto de competencia”. Una buena fórmula es una combinación de ambas.

“La posición simbólica de poder es de cara al público, pero la posición de poder real sólo se muestra en privado. Y ésta es la única que importa”

“Cuando una mujer actúa como si fuera capaz de resolver todo, se queda atrapada haciendo todo”. Es otra debilidad nuestra, ¿verdad? Nos “encanta” ser superwoman, pero a la larga eso nos pasa factura y bien gorda. Acordémonos de la palabra delegar.

“Si permites que se interrumpa tu ritmo, creas un vacío. Después, para reemplazar lo que estás dejando, empezarás a esperar y a necesitar más de tu pareja”. Intenta siempre mirar primeramente por ti buscando y haciendo lo que te apetezca, por supuesto sin hacer daño al de en frente.

“En el momento en que una mujer se esfuerza demasiado para lograr satisfacer los criterios de él, ya bajó el nivel de esa relación”.

“La chica buena da demasiado de sí misma cuando complacerlo a él con frecuencia se convierte en algo más importante que complacerse a sí misma”. Lo que venimos diciendo, pero dicho de otra manera y como no está de más recordarlo…

“El elemento sorpresa, tanto dentro como fuera de la relación, es importante para los hombres y ayuda a la excitación”. Nosotras decimos que también para las mujeres.

“No temas decir lo que piensas o defenderte. No sólo ganarás su respeto. En algunos casos hasta se sentirá excitado”.

Bueno, con esto, suficiente. Ahora tú decide, que es lo bonito, qué tipo de mujer quieres ser (buena, buena, malona…),  y lucha por ello.

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.