Ir al contenido

¿Pones límites a tu pareja? ¿Sabes hacerlo?

2013 marzo 1
por lurdes y mertxe

 

Terminábamos el post del viernes pasado diciéndoos que hablaríamos de la importancia de poner límites a la pareja.

Los límites son importantes y nos hablan del amor hacia nosotros mismos. Y aunque no nos lo parezca, limitar nos permite construir algo sano entre los dos. Limitamos a los amigos, compañeros de curro, estudios,… ¿por qué no a la pareja?

No limitar nos anularía, permitiríamos que el otro nos comiese, nos devorase nuestra esencia, nuestra personalidad. Entraría en nosotros sin ninguna barrera. Y por otro lado, no tendríamos, ni tendría, claro qué permitiríamos y qué no, cuáles serían las conductas que nos agreden, molestan o no queremos para nosotros.

Muchas de las malas contestaciones, los malos gestos y cosas más graves como las faltas constantes de respeto  no se darían si se limitase al otro. Y nunca es tarde para empezar a hacerlo.

Ahí va  un ejemplo del tema que nos ocupa.  ¿Esperas y esperas, sin hacer planes, arriesgándote a quedarte en casa, porque aún no te ha dicho  si vais a quedar o no y  a qué hora? ¡Ponte las pilas! Respétate a ti mismo, empieza por ahí. ¿Cómo conseguir el respeto del otro, si tú no te respetas? Actúa. Deja de esperar, de explicar,… piensa en lo que a ti te puede hacer bien . Toma las riendas de tu vida, están en tu mano, no se las dejes a nadie. La mejor explicación es tu “nueva actuación”.

¡Empodérate! Esta palabra lo resumiría casi todo. No tengas miedo, hay mucho que ganar: respeto, dignidad, valía,… paz interior.

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.