Sin título

“Siempre has querido saber porque me enamoré de tí, y yo nunca te dije toda la verdad, tú no eres el único que tiene a veces miedo de abrirse totalmente ¿sabes?. Yo también siento ese miedo, un miedo profundo a desvelarte mis puntos más débiles, porque sé que algún día gris utilizarás ese conocimiento para herirme.

Siempre lo haces.

Buscas una herida abierta donde tus palabras duelan aún más. No sirve que luego te arrepientas y pidas mil veces perdón, el daño ya está hecho, y hasta que no desaparece yo te quiero un poco menos, ¿Cómo puedes ser a veces tan insensible con la persona que amas?. La respuesta es “tu ira”. Tu maldita ira, que te obligaba antes a utilizar una coraza y ahora una lanza contra mí, a estar siempre a la defensiva, a que si alguien te dice una verdad que te duele, tú por institnto, te difiendas. Y la mejor defensa es el ataque ¿verdad?, y un ataque donde más duele, aunque no sean palabras verdaderas, eso da igual, lo bueno es que cumplan su cometido. Y eso lo hacen muy bien. Y lo que deberías descubrir es que la mejor defensa es la razón. Ese es el único recurso que deberías utilizar. Todo iría mejor.

No, nunca te dije porque me enamoré de tí, porque eso es bajar la guardia y dejarte conocer la parte que menos me gusta de mí. La parte a la que han humillado, a la que obligaron a sentirse un patito feo entre tanto cisne, la parte acomplejada, insegura y tímida que muchos hemos tenido en nuestra adolescencia y que en mí estaba tan marcada. Esa parte que solo sirve para ser buena amiga o como rollo de un rato, aunque yo nunca me presté a ello. Solo cometí ese error un par de veces y me sirvió para escarmentar. Soy demasiado frágil sentimentalmente, si estoy con alguien es porque siento algo, no por pasar el rato como hacen ellos, y solo yo salgo perdiendo. No es un intercambio justo. Cuando quiero aprendo rápido.

Esa parte sale de vez en cuando a la superficie, o más bien otros hacen que salga, tú lo sabes…. Y esa parte es la que me obligó a enamorarme de ti, porque tú hiciste que se quedará oculta en la trastienda, que se hundiera para siempre en el pasado. Eras lo que yo siempre había pedido, tampoco era algo tan complicado creo yo…. un chico a quien no le gustase el futbol, que no escupiese por la calle y que me valorara por cómo soy, que le gustara mi verdadero yo, mi forma de ser, de pensar, de sentir….sin dejarse llevar por la opinión de sus amigotes, esos amigotes que siempre tiene todo chico y que tanto daño me habían hecho hasta el momento. Cada vez que aparecía un chico en escena allí estaban sus amigotes, separándole de mí porque yo no daba la talla de tia buenorra tan indispensable para ellos.

Tú me rompiste los esquemas.

Lo había pedido con tanta intensidad que mi sueño se había materializado en tí, y de qué forma!!!…¿qué hacía el chico más guapo, interesante y atractivo del grupo fijándose en mi? pero si mis amigas son todas monísimas y estupendas!! son ellas las que no paran de ligar!! yo solo soy la simpática del grupo… y de tus amigos mejor no hablar……¿me tomabas el pelo?, no podía creerlo y no era la única…la envidia es realmente mala, ya lo sabes….pero la realidad era que no me fiaba de tí y te lo hice pasar mal….para qué voy a contartelo, esa historia ya la conoces.

Era tu manera de ser, tan maduro, tan firme, tan seguro, tan protector….tu forma de tratarme, de mirarme…..de esa forma….¿cómo describiría esa mirada? ….siempre tu mirada….era como si tú me vieras como la más bonita, como si no vieras a nadie más, y me hacías sentir alguien especial, nunca me habían tratado así, bueno si, pero no con tanta intensidad. Era como si yo fuese alguien realmente importante, lejano, inalcanzable, y tú luchabas por conseguirme.

No eres como los demás. Eres especial.

Y me conquistaste. Fue tu corazón quien lo consiguió.

¿Sabes? tuviste suerte de ser el segundo, si hubieras sido el primero en tratarme así yo hubiera reaccionado contigo igual que con Miguel Angel y hubiera cortado al poco tiempo, como hice con él. Porque si no me fiaba de ti, imaginte de él que apenas le conocía, me parecía imposible que sintiera realmente todo eso por mi en tan poco tiempo….pero él me sirvió para darme cuenta de que yo también tenía mis encantos disponibles para un público de lo más atractivo, y que no era imposible enamorarse de mi, que podían verme como algo más que una buena amiga divertida. Por ello le estoy agradecida y siento haberle hecho daño al dejarle. El no tuvo culpa. Los culpables son todos los cretinos engreidos que andan sueltos por el mundo menospreciendo y haciendo daño, a veces sin quererlo y sin saber las consecuencias que sus actos pueden tener en la vida de sus impovisadas víctimas. Ellos fueron quienes crearon esa parte de mí que ahora gracias a tí, esta casi olvidada. Tampoco te creas que has sido tú el único responsable de ese olvido, yo también tuve mucho que ver, porque he madurado y comprendido muchas cosas, que no solo dependía todo de mi, había mil variables, el instituto tan diferente al entorno controlado y familiar del colegio, la separación de tu grupo de arraigo de toda la vida, con quienes has crecido y en el que te sientes segura, las hormonas y la inconsciencia adolescentes, los gamberros, repetidores, tripitidores, las novatadas….

Si. Me enamoré de ti por enamorarte de mi. Lo admito.

Por ser tan tierno conmigo, tan cariñoso, por preocuparte por mi, por ser a veces tan ingenuo e inseguro como un niño pequeño, porque tú también has tenido problemas, en tu caso familiares, y tan reales que me hacen sentir tonta por darle tanta importancia a lo que ahora me parecen verdaderas vanalidades ¿porqué me lo ocultaste tanto tiempo?….De vez en cuando también salen a la superficie ¿verdad? aunque tú eres más fuerte, la vida te ha obligado a serlo, claro, y consigues ocultarlo casi siempre ¿cuándo te abrirás del todo a mi? El día que puedas hacerlo conseguiremos la total felicidad, estoy segura, solo espero que no tardes demasiado.

Solo espero poder ayudarte a superar esos problemas, esos miedos, esa parte oculata, o como quiera llamarla, igual que tú me has ayudado a mi a vencer mi inseguridad. Entonces te querré aún más, porque nos comprenderemos mejor, nos escucharemos y comprenderemos mejor, porque es imprescindible y tú lo sabes.

Eres lo mejor que tengo y eres muy importante para mi. Te quiero y te necesito, necesito que me dejes quererte, que no te cierres a mi. Reucerda que soy tu mejor amiga y que yo nunca utilizaré mi conocimiento sobre ti para hacerte daño. No temas por ello. No soy como tú.

Imaginate si te necesito que si no estoy del todo bien contigo no puedo estudiar ¿porqué crees que he escrito esta carta? porque ayer nos peleamos y no pudimos arreglarlo bien ¿recuerdas? no me dejaste mirarte a los ojos, y por esa tonteria tu maldito genio estalló de repente como un volcán sin previo aviso ¿porqué reaccionas así? ¿que tienes miedo que descubra? ¿que te han hecho? no quiero ni pensarlo….

La última vez que explotaste esa forma fue cuando dijiste que JAMAS dejarías que te pasara un test, y después descubrí que tenías miedo de parecer un zoquete si no salía bien, o que viera algo en tu personalidad…¿qué piensas que va a salir? que estas loco? pues para eso no hace falta ningún test, ya te lo digo yo, eres un zoquete y estas algo loco!!! y que conste que es un diagnóstico!!! jejeje

Así que hablar de pupilar y mentiras puede ser peligroso…..mejor dejarlo, mejor no saber, por ahora….

Hoy en lugar de estudiar estoy aqui, todo el día apagada, sin pensar en nada pero dándole vueltas a todo, como un gran caos mental, sin concentrarme, y el examen es el jueves puuufffff

Si hablaras más a menudo en serio conmigo no nos pararía esto, pero a tí eso te da alergia y el antídoto son los chistes y tonterias de turno, cualquier cosa con tal de no abrirte, de salir por la tangente y no decir lo que piensas en realidad. Eso lo odio!!! Si no cambias ciertos aspectos de tí las peleas iran en aumento, y tú lo sabes. No te pido un sacrificio, ni que le des la vuelta a tu personalidad, me gustas así…pero necesito que lo intentes…por mi…por ti. Solo es cuestión de empezar, la primera vez es a más dificil, luego sale de corrido y te sentirás mejor, estoy segura, soy comprensiva, recuerda que estudio psicología jejeje. Lo mejor para solucionar un problema es admitirlo y exteriorizarlo, y eso se hace hablando. ¿Ves? también tiene sus riesgos enamorarse de mi !!! Soy demasiado pesda y cuando algo se me mete en la cabeza intento también meterlo en la tuya porque creo que para tí será lo mejor, porque solo pienso en ti e intento buscar soluciones a todas tus cosas, que no son pocas….aunque nunca las encuentre….Y es que a veces te siento tan indefenso, tan inseguro, tan inmaduro, y tan asustado que no me queda otro remedio que intentar cuidar de ti.

Solo me queda pedirte otra cosa. No dejes nunca de quererme.

Y recuerda que amar no es solo llamar por teléfono, hacer mil regalos, pasar buenos ratos y salir a pasear junto, porque eso no sirve de nada si existe entre nosotros el silencio. Recuerda que es mucho más, es comprensión, complicidad, comunicación, entendimiento, compañerismo, apoyo, libertad y compromiso, aunque resulte extraño y a veces a nosotros se nos crucen los cables y olvidemos todos esto. En esos momentos deberíamos pensar que el amor es lo único que tenemos, y lo debemos cuidar para que no se nos escape, para que este siempre entre nosotros, creciendo cada día más.

Estoy deseando verte. Necesito que me abraces tanto…..”

ANIVERSARIO “ESPECIAL”

“¡¡¡¡Hombre!!! Cuanto tiempo sin escribirte nada!!! Pues es que al fin y al cabo una no es como cierta persona a la que hay que suplicar durante 6 meses para que escriba unas palabras!!! Tranquilo ya sé que no te gusta…pero porfaaaa!!!

Te preguntarás porque precisamente HOY. Es muy fácil, auqnue tú seguramente no te habrás acordado, claro, !!te voy a matar¡¡¡. A lo mejor para tí es una tonteria pero para mí no lo es….ayer no podía dormir, eran las doce y media y se me ocurrió ponerme a estudiar !!que aburrimiento¡¡ y entnces me pregunté ¿qué día es hoy? 24 de agosto !! Dios mio mañana es 25!!!!! ¿no sabías de qué ia la cosa? pues ya te vas enterando querido mio!!! HOY hace exactamente un año que “al fin” lo conseguimos y cantamos el ALELUYA!!. UN AÑO. ¿A que no lo habías pensado?

Bueno, pues eso, Felicidades, que estas hecho un machote!!! que lo disfrutes muchos años, que cada día que pasemos juntos sea mejor y que vayamos mejorándolo porque si no lo llevamos claro!!! jejeje

Y ahora viene lo mejor ¿cómo vamos a celebrar este extraño aniversario? ¿se te ocurre algo…? venga, atrevete, hoy admito sugerencias…proponme algo romántico, atrevido, maravilloso….no te corte, quien sabe…a lo mejor digo que si…después de la última bronca has estado “especial”, y eso hay que agradecertelo de algun manera….Te quiero y hoy sería capaz de subir a la luna para demostrartelo. Así que ya sabes, aprovecha la ocasión, que yo dias de estos tengo pocos…..Un beso mi amor.”

REGALO

“Te quiero. Lo sabes. No lo puedo remediar. Son ds años y medio y es increible lo que siento. Todo en tí me hace feliz. Un gesto, una mirada de esas tiernas, tan dulces, tan enamoradas que solo tú puedes hacer, todo lo tuyo significa algo importante para mi, porque te has convertido en mi vida, en lo que más me importa. Pero como todo, esto también tiene su otra cara….porque si todo lo bueno me hace feliz, también algo mínimo me hace sufrir. Tú dices que estoy tonta y puede que sea verdad. Cualquier cosa, un gesto desagradable, una mirada fria de desaprobación o reproche (tus ojos, siempre tus ojos, a veces tan distantes e impenetrables que no puedo averiguar lo que hay tras ellos, tan angelicales y demoniacos a la vez, expresando aunque tú no lo sepas, todos tus sentimientos), esas miradas, esos silencios, esos no saber que decir, esas distancias tan cortas y largar a la vez, porque a veces necesito tanto tu contacto que un solo centímetro puede parecerme infranqueable kilómetro, y esa maldita coraza tuya que creía desaparecida, me matan, me entristecen…¿qué te pasa?…

Aún así te quiero y tengo la esperanz de que esto nos dure siempre, siendo cada vez más fuerte y más profundo. Espero seguir descubriendo día tras día más cosas buenas, esas que a veces tengo la sensación que solo las guardas para mí, eso me vuelve loca, me mata de amor, y cada vez me reslta más difícil pasar el dia y la noche sin tí, te necesito tanto que jamás lo podrías ni imaginar, necesito que hagamos tantas cosas juntos…. y lo peor es que veo tan lejos el día en que las podamos hacer que me amargo yo sola, ya lo sabes, para que te lo voy a contar…. Ahora para terminar te voy a pedir algo. Me vas a decir que soy una pesada pero yo lo tengo que intentar porque es algo que deseo con todo mi corazón. Ya sé que tengo muchas cosas tuyas (es imposible estar en mi habitación sin pensar en tí) pero son cosas materiales, yo quiero algo más, tuyo, personal y único, un trocito de tí, de tus pensamientos, por favor, una carta. Ya sé que te resulta difícil pero quizás todo sea ponerse ¿no? Tú dices que a veces de noche te gusta leer las mias, bueno, pues yo también quiero leer las tuyas. así cada vez que leas esta carta verás mi petición y quizás algún día te dignes a escribirme. Ese sería el mejor regalo que me podría hacer, el mejor y el más importante para mí. Recuerdalo siempre. Te quiero.”

CONFESION DE AMOR

“Hoy he escuchdo una canción….hablaba de tí, como casi todas….

Quiero que te la aprendas de memoria, que te la metas en esa cabezota que tienes, para que así lo recuerdes en todo momento y no te vuelvan a asaltar las dudas. A ver si así conseguimos disipar los celos y que nunca, nunca, jamás, vuelva a ocurrir lo del domingo. No olvides nunca que te quiero.

CONFESION

Te escrib una carta pero es algo más,

es como un mensaje que se tira al mar,

es pedirte ayuda, esperar tu voz,

y que al fin comprendas mi confesión de amor.

Tú, el hombre apacible, tú, el deseo imposible,

tú, mi locura libre en mi cuerda razón.

Tú, por quien me muero, tú, por quien yo temo,

si alguna vez por celos olvidas nuestro amor.

Cuando leas esto tal vez pensarás

que son solo versos y te reirás,

pero a pesar de todo me siento mejor

si escribo a mi modo mi confesión de amor.

Tú, el impenetrable, tú, el irremplazable,

tú, que haces que sienta y que ame por dos.

Tú, que eres mi sueño, tú, mi único dueño,

tú, que haces que viva y muera de amor.

Cuando leas mi carta tal vez pensarás

son solo palabras, y lo olvidarás,

pero yo te pido un último favor,

no dea al olvido mi confesión de amor.”

2º ANIVERSARIO

Febrero-94

¡¡SORPRESA!! ¡¡¡¡ FELIZ ANIVERSARIO!!!

Ya sé que llego con un poco de retraso pero es que así aprovecho para decirte también !!FELIZ DIA DE LOS ENAMORADOS¡¡¡

Bueno, te preguntarás qué cómo me ha dado esta vena, y es que de repente me he dado cuenta de que nunca te he escrito una carta, he escrito poesias, tonterias y demás, pero una carta no. Y aunque tú te hagas el duro yo sé que estas cosas te gustan y te ponen de un tierno…..y hoy me apetece mucho mucho que te pongas muy muy tierno…….

El año pasado me quede con ganas de escribirte algo, y de hecho lo hice!!, pero no me atreví a dartela, ya sabes que a veces soy un poco cobarde. Así que este año he pensado en darte las dos cartas a la vez, la del año pasado y la de este. Cuando leas la del año pasado quiero que te situes en el tiempo y recuerdes todo lo que pasó para que así comprendas mejor lo que escribí. Así que agarrate y tomatelo con clma porque es un poco larga ¡¡Dos horas me voy a tirar escribiendo!! Ay!!! que sacrificios hay que hacer por amor….Pero yo por mi amorzote estoy dispuesta a cualquier cosa, a hacer lo que me pidas, lo que sea, vamos….eh, eh, eh!!! no te pases majo!! que ya sé lo que estas pensando!!!….Bueno….vale….eso también tontorrón…..jejejeje….Como voy yo a negarle algo a mi niño, mi cielito, mi corazoncete, mi bomboncito de chocolate, mi capullito de alelí, mi boquita de piñón !!! de piñon de gibraltar claro jejeje. Como voy a negarle algo a mi cosa bonita si le quiero más que a mi vida!!!

Ahora de verdad. Siempre he querido escribirte una carta de amor pero hasta ahora no me lo había tomado en serio, porque no sabía si te gustaría o te parecería una tonteria, pero después de ver que guardas esas cartas tan “tontitas”….pues me he decidido. Esto es una carta y no las guarrerías que guardas en tu cajón (a ver si las tiras) y no es que yo sea celosa, no, que va, solo es una pequeña “indirecta” jejeje

¿Has visto cuanto rollo para decirte que te quiero?

Lo que escribí el año pasado es lo siguiente, y te puede parecer un resumen del tiempo que llevamos juntos porque ya sabes que me encanta recordarlo. Es increible que llevemos dos años juntos y que nos siga pareciendo que fue ayer. Cada día te quiero más y soy más feliz a tu lado, por eso quería que tuvieras esto, acompañado por un beso……

“Febrero-93

Cuando te sientas solo no dudes en llamarme, siempre estaré aquí, a tu lado, para escucharte y abrazarte. Te quiero, lo sabes ¿verdad? Ahora yo también lo sé, no tengo dudas, ya no las necesito y nadie me las impone. He tenido que alejarme de las amigas a las que consideraba hermanas hasta ahora para darme cuenta de ello…cuanto daño ma ha hecho….Sé que todo mi cariño es para tí y que si algún día te necesito estarás junt a mi, porque vamos a estar siempre juntos ¿tú tambien lo sabes, verdad?. Es algo que no sé porqué, he sentido desde el principio, y eso me asustaba muchísimo. Era demasiado niña. Y sentir que delante de mí tenía al hombre de mi vida e causaba demasiada impresión. Por eso y por otras cosas que ya sabes me negaba a enamorarme de ti. No podía remediarlo, era más fuerte que yo!!. Ahora eso ha cambiado pero yo sigo sin tener ganas de crecer, estoy bien así.

Lo tuvimos difícil ¿verdad?. Todo estaba en contra. Pero le dimos tiempo al tiempo y acabé teniendo razón. Así de fácil.

¿Y ahora? Ya no me asusta “casi” nada (ya sabes lo que me asusta) y eso en parte te lo debo a tí, por cambiarme la vida, por quererme y aguantarme, por esa seguridad que desprendes como un aura que me envuelve también a mí, por hacerme sentir segura y por muchas cosas más, gracias.

Aún me cuesta a veces decirte lo que realmente siento, las palabras salen de mi mente sin pensarlas, sin que yo quiera, pero me niego a pronunciarlas porque entregándome a tí, descubriendo lo que realmente siento, me siento desprotegida. Por eso a veces en lugar de palabras lanzó un suspiro, esos suspiros que te tienen tan intrigado. No eres tú el único que tiene una coraza, y al igual que tu, solo necesito un poco más de tiempo. Pero al menos, y puedo decirte “Te quiero”.”

TESOROS

¿Has pensado que vas a hacer con sus cenizas? deberías tirarlas en algún lugar que a él le gustase…

¿tirarlas? ….

¿tirarle?….

Estaba aún conmocionada ¿cómo podían hablar de algo así cuando yo aún le sentía a mi lado? Impensable !! para mi no eran unas simples cenizas….era él!!! porqué no podrían entenderlo?

¿has pensado donde le gustaría estar a él?….¿A él? ¿qué dónde le gustaría estar?…..que pregunta es esa?? le gustaría estar en casa, conmigo y con su hijo naturalmente……

Le gustaba la madera y compre una preciosa y carísima hurna de madera, una especie de cofre que no parece lo que es y queda como un adorno más entre las figuras de madera talladas que compramos en nuestra luna de miel y que dispusimos en una repisa alta del mueble del salón….nadie se da cuenta de lo que es….

No imaginaís las veces que la he abrazado, besado entre lágrimas, hipos y sollozos histéricos….ni siquiera yo lo hubiera creido si me lo hubieran contado…precisamente yo…que solo de pensar que alguien tenía cenizas de algún familiar en casa senía escalofrios…y sin embargo he llegado a ….tocarlas…

Era una necesidad. No puedo explicarlo de otra manera.

Apenas podía tocar su ropa, sus cosas, sin embargo necesitaba tocarle a él, y era lo único que me quedaba de él….

En su mesilla, guardadas en una cajita encontre todas las cartas que le había escrito durante todos esos años….no recordaba muchas de ellas, y no estaba segura de que las hubiera guardado todas…pero alli estaban!! desde la primera, tan inocente e ilusionada hasta las últimas mucho más maduras pero igualmente llenas de amor y sentimientos. Al principio le escribía por necesidad de expresión de sentimientos podríamos decir, traduciendo, había cosas que me incomodaban si se decían en voz alta, pero no por eso iba a callarlas. Se las daba junto con el regalo de cumpleaños, aniversario, o sin ninguna razón…una vez casados siempre en nuestro aniversario, cuando nos enfadabamos de verdad, y cuando se iba de viaje por trabajo….no puedo evitar sonreir al recordarlo…se las escondía en el equipaje sin que lo supiera, y en ocasiones era realmente complicado hacerlo sin que me viera!!! jejeje…luego cuando me llamaba por la noche antes de irse a dormir, le decía donde estaba para que pudiera leerla esa misma noche….y a él le encantaba….

No se me ocurrio otra cosa mejor que hacer que guardarlas junto a él, en aquella hurna, que se estaba convirtiendo para mi en un cofre del tesoro, lleno de joyas emocionales, sentimientos, recuerdos que quiero conservar por siempre.

Al leerlas no puedo evitar volver a sentir lo mismo que sentía mientras las escribía. Es curioso como puedes viajar en el tiempo a través de las palabras, como los sentimientos pueden volver a invadirte con la misma intensidad.

Lo primero que me atreví a darle fueron dos poesías. Una es mía, la otra creo que la ley en algún sitio, o no, no lo recuerdo. Las escribí con letra pequeña y pulcra en un pequeño pedacito recortado de papel, una por cada lado, y se la escondí en la cartera en un descuido. ¡¡Dios, estaba tan tan avergonzada!! Siempre he escrito pero nunca nadie (excepto él y ahora vosotros) leyó nada mio, siento una especie de pudor, es como desnudarme…y ahora al leerlas me parecen….¿premonitorias?…¿llevaban implicitas una especie de despedida o estoy paranoica? ¿cómo se me ocurrió escribirlas?.

“Eres espuma, espuma de mar,

eres un pajaro que ama la libertad,

vuelas muy alto no miras atras,

vives el presente negando la realidad.

Tu vuelo es alto, tu canto alegre.

Sigue volando. Hasta siempre.”

“El adios no existe.

Si se pronuncia entre dos que nunca se encontraron,

es una palabra innecesaria.

Si se dice entre dos seres que fueron uno,

es una palabra sin sentido.”

……Y las llevó en la cartera hasta el final….Guardadas detrás de mi foto…

Me encanta que leer las primeras, son tan especiales, os recordarían esos amores de adolescencia tan intensos, tan inocentes y a la vez tan excitantes…me hacen sonreir tanto…y son tan buen y fiel testigo de nuestra historia…el pudor sigue presente y no me atrevo a escribirlas todas, pero aqui están algunas…

GHOST??

Antes de volver a casa después del entierro oí ciertos comentarios, estúpidos como la mayoría de los que oí en esos días, de boca como no de “esas” personas, si se les puede llamar asi. Sus hermanos. Necesitaban pensar que su muerte no iba a tener repercusión en mi vida, que lo que veían en mi durante ese día, el dolor, la desesperación, la desorientación y todo lo demás, no iba a durar demasiado.

Que equivocados estaban….

Comenzarón a decirse a sí mismos más que a quienes les escuchaban que en menos de 6 meses encontraría a alguien con quien rehacer mi vida y que fuese un padre para el pequeño, “porque aún es muy joven y está muy bien”…..así se quitaban en parte el peso de la responsabilidad que en ese momento sentían. Y total ¿para qué? total, esa sensación no les duró mucho. En breve sin saber porqué perdería por completo el contacto con dos de sus tres hermanos….

De camino a casa compré algo para mi niño, un disfraz…que ocurrencia…¿de dónde saque la idea? ¿y las ganas para ir a comprarlo?….en realidad necesitaba verle alegre, que me transmitiese esas ganas de disfrutar que tienen los niños en cualquier circunstancia, en definitiva necesitaba ver que la vida seguía. Y lo conseguíó. Lo ha estado consiguiendo desde entonces.

Los siguiente días estuve en casa de mis padres, principalmente porque no era capaz de cuidar de mi misma y mucho menos de mi niño, me faltaban las fuerzas….y también porque ellos necesitaban verme bien, bueno…. bien entre comillas….quiero decir que era más fácil ver como estaba que imaginar como estaría si me quedaba sola en mi casa lejos de ellos, y para no aumentar nuestra pena al ver la de los demás y que el niño no notase nada, todos disimulabamos, como si nada hubiera pasado…..pero al final del día ya no podía aguantar más el tipo, la tensión, las lágrimas….. y necesitaba huir…. estar sola…. no, estar sola no…. esta con él…. volver a casa y sentir alli su presencia, porque la sentía, en serio, olía a él, veía sus fotos y parecía que me miraba, a veces incluso me parecía verle sonreirme, mirarme con condescendencia, diciendome “tranquila, todo irá bien”…así que por la noche volvía a casa para desahogar la tensión encarcelada durante el día. Lloraba. Gritaba. Pataleaba como una niña. Le gritaba. Le culpaba. Hasta la extenuación. Y entonces soñaba con él. Cosas tan reales que me dolían tanto los sueños como la realidad. En la mayoría estaba vivo, volvía a casa sorprendido de la que habíamos montado. En algunos resucitaba y se encontraba vacio, sin sus organos….El más traumático fue en el que aparecío al pie de mi cama, nos abrazó al niño y a mi y nos dijo que en un futuro estaríamos mejor sin él que con él…..NO. NUNCA!!! ¿cómo iba a ser eso posible?…Pero fue tan real. Le ví, le sentí. Como casi todas las noches, pero aún más real. Un tiempo después, poco a poco según fuí asumiendo la realidad los sueños fueron cambiando y en la mayoría le buscaba desesperadamente, le llamaba por teléfono y no era capaz de localizarle, había desaparecído….que necesidad de verle, sentirle, tocarle….cuanta desesperación sentía.

Lo que os voy a contar ahora no es fácil para mí. Muy pocas personas lo saben. Vas a pensar que estoy loca. Y lo comprenderá. Yo también lo pensé.

Una noche a las 11 y pico de la noche me llamó mi cuñada para ver como estaba. Estuvimos hablando y llorando mucho tiempo, hasta que la llamada se cortó de repente en el mismo instante en que mi gato corría despavorido por el pasillo maullando muy fuerte, tanto que me asustó.

No solía hacer ese tipo de cosas.

Y menos sin motivo aparente.

Le llamé y no acudió como hacía siempre, fuí a ver donde se había metido y le encontré escondido detrás de las cortinas en un rincón. Se resistía a salir de allí, parecía asustado y le pregunte entre los restos de las lágrimas que me quedaban en la cara qué le pasaba mientras le cogía en brazos, como si él pudiera responderme, y ví el reloj, eran las 12 en punto.

A las 12 y un minuto sonó de nuevo el teléfono.

Era de nuevo mi cuñada preguntandome con quién estaba hablando, “con nadie” respondí, pero el gato me ha dado un susto tremendo, ha hecho una cosa un poco extraña….pues te he llamado varias veces y todas las veces dabas comunicando como si hablases con alguien, ay niña, no me asustes que estoy sola en el sálón y son las 12….y entonces ambas tuvimos una especie de paranoía paralela, ambas recordamos la escena de Ghost en la que el protagonista consigue hacerse ver por el gato de su mujer y este sale huyendo y maullando asustándola a ella…. y a nosotros nos encantaba esa película….y me debía una despedida….en plan ghost habíamos comentado solo un mes antes……era una locura….mi cuñada se asustó mucho mientras que yo me sentí reconfortada…¿le has visto gatito? ¿le has visto? ¿está aquí? ….y comencé a hablar con él como si pudiera oirme.

Sabía que era una locura imposible, que sería una casualidad sacada de contexto por completo y extrapolada al plano fantasmal por la necesidad emocional de sentirle vivo, de negar que le había perdido para siempre. Solo era mi imaginación.

No lo hablé con nadie hasta unos días después, cuando ocurrió algo más.

No hace falta decir cuanto le echaba de menos, a él, a sus manos, a sus abrazos, y a nuestras conversaciones telefónicas diarias. Sus llamadas. Siempre me llamaba. Y ahora el teléfono ya no nos unía.

Mi móvil es de esos que se cierran y tiene una pantalla fuera en la que puedes llevar una foto. Llevaba la suya en la pantalla externa y la de nuestro peque en la interna. La externa solo se enciende y muestra la foto si se abre el teléfono o se aprieta el botón del volumen situado en el lateral durante unos segundos….bien ¿cómo reaccionar cuando estas llorando en el sofa y ves que el móvil situado frente a ti en la mesa se enciende y te muestra su foto? mirándome… sonriéndome…¿¿consolándome?? ….

Solo puedes restregarte los ojos, intentando eliminar las lágrimas y aclarar la vista, porque esto no puede ser más que una ilusión óptica….pero cuando esto ocurre 5 o 6 veces durante varios días y siempre que estas llorando a solas empiezas a pensar que tu imaginación te está jugando una mala malísima pasada…. te estas volviendo loca…. lo sabes y no puedes hacer nada…por favor amor, no me hagas esto..no cuando estoy sola…necesito que lo hagas cuando haya alguien más o me volveré loca….

Pero al mismo tiempo me consolaba sentirle cerca y cada vez necesitaba estar más tiempo en casa…con él.

Un día vino a visitarme a casa su hermano y su mujer. Era la primera vez que venían. A ellos también les impactaba no verle en casa y saber que sus cenizas estaban allí.

Intentaban a animarme sin conseguirlo demasiado la verdad. El móvil estaba frente a ellos encima de la mesa. Nadie lo tocó. ¡¡Y se encendió!! Y ellos lo vieron!!! ¿lo habeís visto? grité en medio de un ataque de nervios, ¡¡¡lleva días haciendolo!!! la foto se enciende sola!!! También quieres despedirte de ellos cielo??? .

El tiempo demostró que de sus hermanos este era el único que se merecia una despedida.

Debieron pensar lo mismo que vosotros, que estaba loca, de pie junto a la mesa, tensa, con los ojos muy abiertos, la voz incontrolada y una sonrisa histérica en la boca.

Mi cuñada se asustó de verdad, estas cosas la dan un miedo visceral. Su hermano se quedó paralizado más por mi reacción que por el móvil ,y al igual que había hecho yo en tantas ocasiones, intentó racionalizarlo, poner un poco de cordura en aquello, pero hicimos la prueba y le demostré que para encenderlo había que apretar durante varios segundos los botones del volumen y nadie lo había hecho…estuvimos intentando justificarlo…con mil versiones diferentes de posible fallos eléctricos.. el móvil se podía haber humedecido con tantas lágrimas y tendría cortocircuitos…yo que sé…Pero ocurrió de nuevo.

Se fueron de casa al cabo de unos minutos. Asombrados. Incredulos. Asustados.

Bueno, tenía que verlo por el lado positivo, al menos no tenía visiones. Lo que teníamos ahora era una psicosis compartida jejeje. Era eso o que mi amor estaba intentando cumplir su promesa y despedirse de mi. Y recordé que se lo había recordado tres veces.

Creo que la segunda despedida no fue para mí. Fue para el niño.

Eran las 11 y media de la noche y estaba viendo nuestros videos, llorando como una loca, y se fué la luz. Y yo no sabía poner los plomos, eso lo hacía él. Busqué una linterna y toqué todo hasta que volvío la luz. Cuando la luz vuelve siempre se encienden los mismo aparatos que estaban encendidos antes ¿verdad? Pues si. Pero esta vez no. El video que estaba funcionando se quedó apagado y el DVD comenzó a funcionar proyectando en la tele la película de Disney que le pusimos por última vez al niño, ¿cómo era posible? ¿Estaba teniendo fenómenos relacionado con la electricidad y aparatos electrónicos?….No sé como lo haces cielo, pero por favor amor, estas cosas de noche no, que me asustó de verdad….

Lo que yo considero como la última despedida no podré olvidarla nunca. No pudo ser más gráfica. Más dolorosa.

Era viernes. El mismo día de su muerte. Dos semanas después. Eran las 11 de la mañana y estaba llorando mientras me duchaba y escuchaba en la radio canciones de los 80, muchas de ellas de cuando nos conocimos, y comencé a pensar en que hacía 15 días esos estaban siendo sus últimos minutos de vida. Y empezé a revivirlos como si fueran mios, visualizando lo que me habían contado. Sintiendolo. Como si fuera real.

Salí de la ducha sin dejar de llorar. Temblando de manera incontrolada.

Tenía un importante ataque de ansiedad.

Y no sé porqué cogí mi móvil y el suyo que estaba apagado, y los coloque delante de mi en la mesa sin dejar de llorar.

Y entonces ocurrió….

Comenzó a las 11:25 aproximadamente…la luz de su móvil se encendía y apagaba secuencialmente…como un latido…cada vez más despacio…como si le quedase cada vez menos energía..hasta apagarse por completo a las 11:30…la hora a la que yo pensaba que se le paró el corazón…

¡¡¡Era su corazón!!!

Dedicándome sus últimos momentos.

No podría dejar de llorar con un ataque de nervios impresionante, gritando a solas NO NO !!! ¿¿Cómo es posible? ???¿¿como es posible?!!!

Abrí el móvil para comprobar que estaba apagado, de hecho no había vuelto a cagarlo desde que se quedó sin bateria aquel día. Lo encendí para comprobarlo. Cuando se enciende un móvil aparece siempre la pantalla e bienvenida ¿verdad?..Pues si. Pero aquel día no….lo que aparecía en pantalla fue el mensaje de despedida que aparece al apagar el móvil…donde él había escrito “Hasta pronto”.

“Hasta pronto”.

Si eso no es una despedida ¿qué es?.

Ni os imaginaís como lloré.

Y en ese momento supe que no tendría más despedidas, no tendría más contactos con él, había llegado el momento de que su energía me abandonase….

Deje de sentirle en casa. Su olor se disipó. Sus fotos ya no me sonreían como antes, su energía no me rodeaba. Y le empezé a echar aún más de menos, como si le hubiera perdido por segunda vez.

Pero necesitaba saber si había sido real. Busque en internet experiencias similares pero contado por otros me parecian chorradas o cuentos de fantasmas…. eso no es lo que necesitaba. Necesitaba volver a la realidad. Y decidí ver a un especialista. Un psiquiatra. Que fuerte…..Y que necesario.

No sé que pensareís de esto, y si no lo entendeís o no lo creeís no podré decir nada en contra porque ni yo misma lo creía, de hecho aún hoy no sé si fue real o no, solo puedo deciros que yo lo viví como tal, y que en ese momento me ayudó a sacar fuerzas para continuar. Si en algún momento teneís a alguien cerca a quien le ocurra algo así, no le rechaceís, solo le perjudicariaís, haced como hizo mi psiquiatra, me dijo literalmente ” Yo no estaba alli. Y ni yo ni nadie puedo decirte si es real o no. Con independencia de las creencias que podamos tener, nadie sabe realmente si hay algo después de la muerte o no, si somos energía que no se destruye y solo se transforma, si eres tú quien transforma el dolor en energía proyectándola y provocando esos fenómenos, o si es cualquier otra cosa…..HAy mil teorías y ninguna probada. Pero he visto otros casos así, no es algo extraño o poco habitual durante el duelo. Lo que está claro es que tú lo viviste como real y por lo tanto lo realmente importante es el significado y la utilidad que tú le des a esas sensaciones o vivencias, y conseguir que sean algo positivo para tí y que te ayude a salir adelante.”

Ni os imaginaís lo mucho que me tranquilizó.

Su comprensión, conocimientos y profesionalidad me han ayudado mucho durante todo este tiempo. Gracias doctora. Por todo.

La medicacion me ayudó a calmar los nervios y sobre todo a descansar alejando además los sueños perturbadores.

También me aconsejó como decirselo al niño. Había pasado 15 días y aún no me había atrevido. No encontraba las fuerzas ni la forma.

Pero lo hice.

Y fue lo más difícil que he hecho en mi vida…..

ADIOS

Llegar al tanatorio fue como recibir una patada en el estómago, una patada generada por la realidad del momento. ¿Cómo habíamos llegado hasta este momento?, Yo a un lado del cristal intentando reconocer a la persona del ataud “No, no es él, se han equivocado, no es mi marido”..”si cariño, si lo es”….no pude por menos que salir corriendo…”no, mi marido no es un….cadaver”…

Todo el día transcurrió entre lágrimas, saludos, y algunas risas, ¿cómo se puede sonreir en un momento así?, simplemente es un mecanismo de autodefensa del organismo. Parecía la anfitriona, afligida eso sí, de una fiesta triste. Disculpad si no os cuento detalles, pero me resulta muy doloroso, no solo por lo obvio, sino por el comportamiento de algunos familiares, que victimas de una especie de paranoia colectiva contagiosa generada por la idea de la donación de organos, creyeron ver que al cadaver le faltaban partes….concretamente las piernas…..y no tuvieron ningún reparo en comentarlo, no solo a mi, sino a todo el que llegaba, con lo que se convirtió en el tema de conversación principal.

Estupidos insensibles.

Yo era incapaz de hacerles frente, por más que decía que eso era imposible no conseguía que me creyeran….”por favor, que está entero ¿no lo veís?…..

No podía estar sentada dentro de la sala esperando a que la gente se me acercara para abrazarme y llorar, era superior a mis fuerzas, tenia que estar fuera moviendome de un lugar a otro, de un grupo a otro, recibiendo a quien llegaba pero también huyendo de ellos cuando no podía más. Los lexatines corrían como caramelos en un cumpleaños, no era yo la única que los necesitabas. La noche no hizo sino crear un pequeño paréntesis que hizo el despertar aún más doloroso, ya fuera del efecto de los tranquilizantes, nada más despertar y mirar alrededor me hizo volver a recibir la gran patada de parte de la vida y salí corriendo a los jardines para llorar y gritar a solas.

No hubo responso.

Dios no tenía cabida alli.

Solo hubo otra despedida.

De nuevo le toque….incluidas las piernas….estaba tan rigido….le bese…tan helado….. nunca olvidaré la sensación de ese último contacto en mis labios al igual que no olvidaré ninguno de los anteriores.

Y por tercera vez le recorde que me debía una despedida.

Poco podía imaginar que en breve cumpliría su promesa…..

PROPOSITO

Mil gracias a quienes han dejado sus comentarios. No estaba segura de que esto lo leyera alguien, y en caso de ser así, no sabía que efecto tendría en mí.

Ahora lo sé. Esto me ayuda.

En primer lugar porque el simple hecho de tener que organizar el huracán de ideas y sentimientos que encierro desde hace tanto tiempo dentro para poder expresarlo en palabras, ya es un ejercicio muy positivo, aunque duro…muy duro…durísimo…..tanto que me sorprendo a mi misma intentando decir lo que me ocurre sin terminar de desnudarme del todo…no sé si es pudor o miedo a enfrentarme realmente a mis palabras….porque me derrumban, me rompen, me reabren mil heridas que creía cicatrizadas…. Debo confesar que siempre he sido propensa a escribir en momentos difíciles, pero nunca nadie leyó mis escritos, por eso no tenía porqué disimular. Escribía con naturalidad. Intentaré volver a hacerlo.

Y en segundo lugar porque leer los animos que me mandaís ha sido muy bonito, pensar que habeís invertido parte de vuetro tiempo en leerme…..que algunos habeís pasado por situaciones similares…..mil gracias de corazón.

Y he aqui mi compromiso…intentaré seguir contando mi historia ahora que puedo, porque ha pasado un tiempo, que a muchos parecerá largo, pero que a mi se me ha pasado volando. Es como si el mundo hubiera desfilado por delante de mi, mientras yo permanecía paralizada…hace poco alguien me preguntó cual era el sitio más lejano en el que había estado, y le contesté….. “físicamente en República Dominicana, mentalmente he recorrido el mundo, y psicológicamente he pasado una temporadita en el limbo”….creo que esto describe mi estado bastante bien.

No tenía fuerzas para nada, no era persona, cuanto menos madre. Cada vez que lo pienso me siento tan tan culpable, ¿pero que más podía hacer? Intentaba mantener tanto el tipo delante de mi familia para que no se preocuparán por mi, para que no pensaran ni por un momento que iba a hacer una locura, o caer en una depresión profunda, para que no vieran aumentado su dolor al ver el mio, que bloqueé todos mis sentimientos. Solo me interesaba saber que mi pequeño David estaba bien. ¿Cómo vive un drama así un niño de 3 años? ¿Cómo puede una mente tan nueva asimilar algo tan duro? !!si ni siquiera la mia podría hacerlo!!!….fue todo tan rápido….

Esa mañana me levante sin ganas de nada, uno de esos día en que no te apetece ni vestirte ni arreglarte, y te pones lo primero que coges del armario, sin preocuparte de si conjunta o es apropiado para ir a trabajar, y claro, con estas premisas acabas plantándote lo peor, aquello que ni te sienta bien, ni te gusta, ni te hace sentir cómoda. Un blusón ancho algo hippy, un pantalón negro de lino, de los que se arrugan con mirarlos, sandalias planas y pendientes largos, vamos nada apropiado para ir a la oficina a ejercer de jefecita, menos mal que los viernes nos permiten ir informales….

Las ganas de trabajar tampoco acompañaban, y no era la única. Yo y mis dos compañeras no parabamos de hablar, de temas bastante absurdos además, cirugía estética, moda, que si me pondria esto y me quitaría aquello siempre y cuando no tuviera que pasar por quirófano…pero que dices boba si eres monísima tal cual!!! …en fin, cosas de las que normalmente tampoco hablamos…no parecía yo….un día raro en definitiva….y si no hubiera pasado nada solo hubiera sido eso, un día raro. Sin embargo esta vida puta hizo que se convirtiera en el peor día de mi vida, el día que me destrozó el corazón, la mente, el futuro, el día en que lo perdí todo, incluida yo misma.

Durante los casi 15 años que llevabamos juntos no habíamos dejado de llamarnos por teléfono ni un solo día, incluso dos y tres veces, más si estaba de viaje. Aunque nos hubieramos visto o nos fuesemos a ver, sentíamos la necesidad de estar juntos, y el teléfono nos lo facilitaba. Y una vez casados eso no había cambiado. Normalmente yo le llamaba a media mañana y él a la hora de comer. Tanto era así que a veces nos quejabamos de que hablabamos más por teléfono que en persona. En persona teníamos otro tipo de comunicación, más corporal, miradas, abrazos, caricias…no hacía falta hablar, el silencio no nos incomodaba, incluso al final del día a veces se agradecía. No todo era idílico. No me engaño a mi misma. Ya sé que después de algo así se tiende a idealizarlo todo. Y es cierto. Pero estamos hablando de una relación real, con altibajos y crisis, sobre todo provocadas por el cansancio y la apatía del día a día. La rutina resulta muy insatisfactoria, y el trabajo estresante, no te deja tiempo para ti y los tuyos, convirtiendo tu vida en algo frustante, sobre todo si como yo te preguntas cúantas de las cosas que haces al día las eliges tú y te gustan. Todo te viene impuesto. Si a eso le añades un niño con problemas de sueño durante sus primeros dos años de vida, que no te permite dormir más de tres horas seguidas, el coctel es explosivo. Solo se supera si la relación con tu pareja es realmente solida, de lo contrario dala por perdida….Por suerte lo superamos, y estabamos en un momento realmente dulce.

Ese viernes, aunque raro, no iba a ser menos. Eran las 11:20…hora de llamar a mi niño…hice un parón en la conversación y las risitas despreocupadas de la mañana y marqué su número. El teléfono dió varios tonos y empezó a comunicar. Volví a marcar. Mensaje de fuera de cobertura o sin bateria. Vaya, ya se había olvidado de cargar el móvil por la noche otra vez. Lo intentaría más tarde, o me llamará él cuando lo cargué. Tres minutos después sonaba mi teléfono, vaya, que rapidez. Pero no era él, era su hermano, nervioso, diciendome que a Pablo le habia ocurrido algo, “¿el qué? no lo sé, me ha llamado su jefe que le ha pasado algo, llamalé, creo que ha sido un infarto”. ¿Un infarto? imposible. Es sano. Fuerte. Joven. Estaba bien esta mañana. A quien le dió un infarto fue a su madre hace dos años. No a él.

Llamé a su jefe, intentaba controlarme y creía que lo hacía pero no debía conseguirlo porque ya tenía a media oficina a mi alrededor, y no sé que me impactaba más, si las palabras que oía por el teléfono o las caras de preocupación y miedo de mis compañeras que me miraban con ojos desorbitados diciendo “no puede ser, no puede ser…”.

No imaginaís lo que me cuesta recordarlo. Lo que me supone. Lo que me revuelve. Sentimientos que “casi” había conseguido enterrar…..

Luis contestó al teléfono, con la voz temblorosa…”¿Donde estaís? ….palabras atropelladas, vacilantes….trabajando….¿qué ha pasado?…se ha desplomado, está la ambulancia aquí….!!!diles que le lleven al hospital de la moraleja que está a menos de diez minutos!!!…no, dicen que le llevan al clínico………¿al clínico? …..¿porqué? …está en madrid…lejos…tráfico….¿porqué alli?…por dios !!!dime si respira!!!…!!no lo sé!!…!!por dios, no me mientas!!!…no soy médico, no lo sé!!!…!!!Venga ya Luis !!!! tienes ojos en la cara, dime si respira!!!!…..yo…yo…no le veo respirar….no….no sé….me voy para el clínico…..y colgó.

Había estado gritando, desesperada, con la respiración agitada, los ojos humedos, las manos me temblaban, todo el cuerpo me temblaba, las piernas no me sostenían, todo el mundo me preguntaba, me decia, me animaba, intentaban ocultar lo que sentían pero era tan obvio…..tan doloroso ver lo que yo pensaba dibujado en sus caras….

Incluso en esos momentos la estúpida de mi jefa intentaba ser el ombligo del mundo, !!intentó quitarme el teléfono para hablar con Luis!!! NO!!! NO!!! quiero hacerlo yo!!! estoy bien, controlo!!! Tengo que ir al clínico….tengo que ir…pero
¿cómo? no puedo conducir, no puedo!!!….

Ana me llevaría.

Por favor, pero si hacía unos minutos estabamos muertas de la risa porque decía que ella se pondría mis tetas….¿cómo habíamos llegado de esa a esta otra situación?.

Mi jefa la dijo que se quedara, que ella iba conmigo. NI HABLAR!!! En este momento necesito a Ana no a tí!!, así que nosotras salimos corriendo al ascensor mientras casi todo el mundo pensaba en como echarme una mano, avisar al director, buscar a algún conocido que conozca a alguien en el Clínico, cualquier cosa….Casi todos menos ella que se bajó a fumarse un cigarrillo y a contarle a la chupaculos del momento el numerito y la histería colectiva que la loca de turno había desatado arriba sin razón ninguna, porque total no será nada, y ante todo hay que mantener la compostura en el trabajo……Hija de puta!!!

De camino al taxi algo se me rompió en el pecho.

Cuando nos subimos el reloj del salpicadero marcaba las 11:30 y con una serenidad nada propia del momento dije “Ana, está muerto, lo sé, no le siento, está muerto”…..Durante todo el camino, ella intentaba positivar, pero era inutil, yo sabía lo que sentía…”soy viuda Ana, Pablo está muerto”. Me sentía arrastrada por los acontecimientos, como si le pasara a otra persona….avisé a mis padres intentando estar serena y les dije que no se movieran de casa hasta que yo llegará al clínico y les llamase diciendoles como estaba Pablo. Obviamente no me hicieron caso. Mi padre pidió a un vecino que le llevará. También estaba demasiado nervioso para conducir. Presentía algo. Mi madre fue al colegio a recoger al niño. Su profesora quedó impactada. Avisó a mis hermanos y dejó al niño con una vecina.

El taxista volvaba por Madrid, no sé si en su vida se habrá encontrado en otra igual. Al llegar le dije a Ana que pagara ella, yo saldría corriendo a urgencias. Había una ambulancia en la puerta. Podía ser él. Podía estar alli dentro. Pero al bajar del taxi las piernas me fallarón, me tuve que agarrar a la puerta y esperar que Ana me sujetara y ayudase a andar, yo era incapaz de dar un paso por mi misma!!!

La ambulancia estaba vacia. En recepción no le tenían registrado, ni siquiera sabían si había llegado ¿cómo era posible tal incompetencia?…entonces me dí cuenta… era imposible que hubieramos llegado antes que él…..estaba alli……llevaría el mono de trabajo…no tendría la cartera…no tenían sus datos…y él no había podido darlos…..Me desplomé. Pedí un tranquilizante a las enfermeras. Lo necesitaba y sabía que lo iba a necesitar. aún más…que horror, cuanto dolor….

Mientras esperabamos una pareja me miraba y susurraba….”pobrecita, debe ser la mujer del chico que acaban de entrar”…..y la forma en que me miraban…sus caras….lo decían todo….le habían visto, estaba muerto…..ya no necesitaba confirmación…pero ellos sí….me pidieron que me asomara a una habitación para que les dijera si la persona de dentro era mi marido….abrieron la puerta solo unos centímetros pero lo que vi me hizo romper a llorar y caer de rodillas al suelo….claro que era él!!!!…le estaban intentando reanimar….pero su color…gris…..nunca lo olvidaré….

Me llevarón a una habitación junto con Ana y mi padre para confirmarme lo que ya sabía…en realidad te apartan de la sala de espera para evitar la visión del drama al resto de sufridores pacientes y familiares que me seguían con la mirada, incluso ví lágrimas…… te dan un poco de intimidad para que des rienda suelta a todo tu dolor, para que grites, patalees y maldigas todo lo habido y por haber….y así lo hice…con tal deseperación y furia que arrastre al llanto a dos enfermeras supuestamente ya curtidas en estas lides.

Mi padre llamó a la familia. Nunca antes le vi llorar.

Y llegó la persona que se encarga de hablar a la familia de la donación de organos. Claro. Por es el clínico. Murió antes de subir a la ambulancia. Nada pudieron hacer. Los médicos pusieron las 12:00 como hora de defunción, pero yo sé que murió a las 11:30, cuando me subí al taxi. La media hora de diferencia es el tiempo de reanimación y demás.

No hacía falta convencerme de nada. Hacía un mes unos amigos nuestros perdieron a su niño de 1 añito de muerte súbita ….algo horrible….y una compañera a su madre de cancer después de 9 años de sufrimiento y estuvimos hablando de la muerte…..viéndolo ahora parecía un mal presagio….una broma del destino para facilitarme ese momento….nos preguntamos mutuamente sobre la donación, la incineración, lo que nos gustaría que hiciera el otro después…y bromeamos sobre la obligatoriedad de una despedida, y si no teníamos ocasión de despedirnos lo haríamos en plan “Ghost”…nos gustó aquella película…..así que tenía las cosas muy claras, sabía lo que él quería que hiciera.

El de las donaciones se quedó impresionado ante mi reacción, al parecer no es algo habitual que les pongan las cosas fáciles y que se piense con lucidez en esos momentos….pero yo en realidad no lo hacía…solo seguía instrucciones…..

Todo el mundo debería hacerlo, es algo duro, lo admito, pero te tratan con tanto cariño, te lo agradecen tanto, haces tanto bien…..que te compensa los malos momento que conlleva la donación…que los hubo….sobre todo si estas rodeada de gente estúpida….

Me preguntó sobre posibles antecedentes familiares de infarto y me aseguró que harían una autopsia detallada para ver posibles patologías….porque él se dió cuenta de lo que no nos habíamos dado cuenta los demás, su tia se pasó la vida enferma del corazón, a su primo le había dado un infarto hacia poco del que había salido ileso, solo un susto… su tio murió joven también del corazón, pero hacía mil años…. y su madre hacía solo dos años, también había muerto joven….pero tan joven como Pablo nadie…37 años…solo. Parecían casos aislados, demasiado separados en el tiempo como para relacionarlos, pero claro dicho todo seguido….era tan dolorosamente obvio…..Si había patología podía ser hereditaria, y que se produjese tan joven….bueno, el desarrollo y el desgaste muscular es mayor en hombres que en mujeres, es normal que se produzca antes…

¿Hereditaria? ¿hereditaria?…..mi pequeño…..no…mi pequeño no……

Comenzó a llegar gente, familia, llantos, abrazos….es lo único bueno que tienen los dramas…todo el mundo se abraza….

Y alguien dijo que hacia una semana que se quejaba de dolor en el brazo, que pensaba que se habia lesionado en el trabajo…¿¿¿¿porqúe no me lo dijo???? después de la muerte de su madre se obsesiono un poco, todos lo hicimos, sentía presión en el pecho, le obligué a ir al médico, le hicieron varias pruebas y todas dieron bien, el electro, la prueba de esfuerzo…solo le faltaba hacerle un ecocardiograma, pero él lo fue dejando y como le veía algo más tranquilo después del resltado positivo de las dos pruebas y el recnocimiento anual de la empresa no quise presionarle, al contrario, con lo que yo soy….no sé hizo aquella prueba….si le hubiera obligado….!!!era todo culpa mia!!!!…y suya!!! ¿cómo había sido tan bobo?!!!! ¿porqué no me lo dijo? …!!!podíamos haber hecho algo!!!….o no….en ese momento no lo sabía pero no hubieramos podido hacer nada….era congenito, un mayor desarrollo muscular de un ventrículo, el músculo crece pero los vasos sanguineos que le alimentan no….hasta que se colapsa….es fulminante…se encontró mal, se lo dijo a su jefe que en lugar de llevarle al médico le dijo que se sentara a descansar….lo primero es lo primero claro….solo le dió tiempo a preguntar si tenía mala cara….y se desplomo…apretando las mandíbulas, rígido, con los ojos muy abiertos….

No le ví pero es como si hubiera estado alli, esa imagen no se me borrará en la vida.

Al igual que muchas otras. Pero ninguna tan dolorosa como las de aquel día.

Me dejaron verle antes de la intervención….de la extracción en realidad. Me avisaron que podría impactarme mucho o resultarme desagradable. ¿Impactarme? ¿desagradable? ¿mi marido? imposible.

Estaba frio, muy frio, y azul, debido al líquido que les inyectan para mantener los órganos. Pero no me importó, en ese momento solo quería tocarle y besarle, quizás por última vez.

Y lo hice.

Le toque, le bese, las manos, la cara, los ojos….los ojos…esos ojos verdes tan preciosos que me enamoraban….imagine que le extraerían las corneas y quise verlos por última vez, los besé, los abrí y le miré llorando…..y mirándole a los ojos le recordé que me debía una despedida…..

Nos quedamos alli hasta que terminó la extracción, como si de una operación normal se tratará, como si de un momento a otro alguien fuese a salir a decirnos que todo había salido bien. Pero alli estabmos. Porque nos habían dicho que tras la intervención nos dejarían verle de nuevo.

Y le vimos. Con un color más natural…si se puede decir así, pero con algo que impactó mucho a sus hermanos…su postura, como si le acabaran de bajar de la cruz, tapado hasta el cuello con una sabana y los brazos en cruz. Las manos tan grandes, medio cerradas, me recordaron a los ceniceros que hacen los furtivos con las manos de los gorilas ¿cómo podría pensar en eso?…y volví a besarlo y tocarlo, pero esta vez no en los ojos, estaban algo más abultados….por el relleno…¿cómo podría darme cuenta de esos detalles? ¿como podía mantener la lucidez? ¿la cordura?….y mientras yo le besaba los demás nos miraban, algunos horrorizados, luego me confesaro que les impacto mucho vernos a los dos asi.

Y alli le recordé por segunda vez que me debía una despedida.

Al volver a casa esa noche me empeñé en ir a recoger mi coche al trabajo y conducirlo hasta casa. Todo el mundo se opuso. Pero lo hice. Lo necesitaba. Sentir que tenía las riendas de algo, que aún mantenía control sobre mi misma, que era capaz. Y dormí en casa. En contra de todo el mundo. Pero necesitaba estar a solas, en casa, en nuestra casa, con sus cosas, con sus fotos, volver a mirarle a los ojos, verle de nuevo, olerle, sentirle allí. Gritar, llorar, desahogarme, desatar todos los sentimientos que había estado reprimiento y controlando todo el día.

No sé hasta que hora estuve así, llorando y gritando contra la almuhada, aporreando el colchón, abrazando sus fotos, oliendo su ropa usada, hablando con él, gritándole, recriminándole que no me hubiera dicho nada, insultándole !!!!

A la mañana siguiente casi no podía abrir los ojos. Hinchados, rojos, doloridos, la piel hipersensible alrededor agradeció el hielo y la crema hidratante, que no les hizo mejorar en absoluto. Era doloroso mirarme al espejo. Sentir el dolor era una cosa, pero verlo cara a cara……

Desesperación

¿Cómo puedo pasa? ¿porqué tuvo que ocurrir? Maldita sea!!!!

Se supone que todo en esta vida tiene una razón pero yo por más que lo pienso ¡¡no encuentra ninguna!!!, nada te puede consolar cuando pierdes al amor de tu vida, pero cuando la vida te lo arranca de las manos se lleva en las suyas tu corazón, tu cabeza, tu razón.

¿Cómo reaccionar? no hay nada escrito, nada programado, no hay instrucciones…

Pasas del horrible impacto al escepticismo de la negación a la desesperación, que se transforma en un dolor intenso, continuo, imperecedero, que ocupa todo tu ser, nubla tu percepción de todo lo que te rodea impidiendote vivir.

Los tratamientos ayudan. Palian los malos sentimientos, aunque con el tiempo te das cuenta que también bloquean los buenos, sustituyendo tu verdadera forma de ser por una montaña rusa bifásica que te lleva de la más profunda depresión a una irreal y a menudo fingida alegría disparada.

¿Habeís oido la cnción “En que estrella estará”? Parece escrita para mí. Entró en lista de éxito justo cuando ocurrió, y aún no ha salido. Igual que yo. Él es el ángel verde y gris, soliamos bromear con eso….y yo quien le busca en el firmamento. Lo único que no habla de mí es la última frase….yo quiero ni puedo ni debo irme con él, aunque estuve a punto de hacerlo. Soy una romántica empedernida y como no podía ser de otra manera cuatro meses después de su muerte casi se produce la mia, de manera similar a la suya además….¿ironía de la vida o broma pesada del destino?…simplemente mi corazón se fue detrás del suyo.

Y reaccioné.

Debia intentar recuperarme. No solo por mi. También por mi pequeño. No podía permitir que pasará por lo mismo por segunda vez. No voy a permitir que quede huerfano. Voy a hacer lo posible por superarlo aunque tarde toda la vida en conseguirlo….

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.