REGALO

“Te quiero. Lo sabes. No lo puedo remediar. Son ds años y medio y es increible lo que siento. Todo en tí me hace feliz. Un gesto, una mirada de esas tiernas, tan dulces, tan enamoradas que solo tú puedes hacer, todo lo tuyo significa algo importante para mi, porque te has convertido en mi vida, en lo que más me importa. Pero como todo, esto también tiene su otra cara….porque si todo lo bueno me hace feliz, también algo mínimo me hace sufrir. Tú dices que estoy tonta y puede que sea verdad. Cualquier cosa, un gesto desagradable, una mirada fria de desaprobación o reproche (tus ojos, siempre tus ojos, a veces tan distantes e impenetrables que no puedo averiguar lo que hay tras ellos, tan angelicales y demoniacos a la vez, expresando aunque tú no lo sepas, todos tus sentimientos), esas miradas, esos silencios, esos no saber que decir, esas distancias tan cortas y largar a la vez, porque a veces necesito tanto tu contacto que un solo centímetro puede parecerme infranqueable kilómetro, y esa maldita coraza tuya que creía desaparecida, me matan, me entristecen…¿qué te pasa?…

Aún así te quiero y tengo la esperanz de que esto nos dure siempre, siendo cada vez más fuerte y más profundo. Espero seguir descubriendo día tras día más cosas buenas, esas que a veces tengo la sensación que solo las guardas para mí, eso me vuelve loca, me mata de amor, y cada vez me reslta más difícil pasar el dia y la noche sin tí, te necesito tanto que jamás lo podrías ni imaginar, necesito que hagamos tantas cosas juntos…. y lo peor es que veo tan lejos el día en que las podamos hacer que me amargo yo sola, ya lo sabes, para que te lo voy a contar…. Ahora para terminar te voy a pedir algo. Me vas a decir que soy una pesada pero yo lo tengo que intentar porque es algo que deseo con todo mi corazón. Ya sé que tengo muchas cosas tuyas (es imposible estar en mi habitación sin pensar en tí) pero son cosas materiales, yo quiero algo más, tuyo, personal y único, un trocito de tí, de tus pensamientos, por favor, una carta. Ya sé que te resulta difícil pero quizás todo sea ponerse ¿no? Tú dices que a veces de noche te gusta leer las mias, bueno, pues yo también quiero leer las tuyas. así cada vez que leas esta carta verás mi petición y quizás algún día te dignes a escribirme. Ese sería el mejor regalo que me podría hacer, el mejor y el más importante para mí. Recuerdalo siempre. Te quiero.”

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.