Victoria, sin fútbol, pero valiosa

Comentaba, con algo de sorna, en San Mamés que tendría éxito un abono del Athletic para ver los 20 minutos finales de cada encuentro. Ya saben, por aquello de la crisis y porque el juego de los rojiblancos parece abocado a las prisas del último cuarto de hora. Hoy la cosa acabó bien pero es un camino con más riesgos que virtudes. El partido que hemos visto ante el Nacional de Madeira sólo tiene de bueno el resultado. Reinó el caos más absoluto en todas las líneas rojiblancas. Hasta los centrales, que comenzaron siendo el pilar de la defensa, parecen haberse contagiado de la desorganización general.

El caso de Yeste merece una mención por sí mismo. Sus 45 minutos de hoy frente al Nacional han sido paupérrimos. Ni un pase bueno, ni un centro. Vaya día. Hizo bien Caparrós en mandar a Javi Martínez a calentar al final del primer tiempo. Fue él -este es un equipo donde no caben las sorpresas-, en una de sus haituales galopadas, quien centró el balón que remató Llorente a las manos del meta luso y que Etxeberria empujó a la red. Una jugada similar de Toquero pudo suponer la remontada pero estaba en claro fuera de juego. Y finalmente, otra vez Llorente, otra vez en los minutos finales y otra vez haciendo un gran gol: el 2-1. Supuso una victoria, sin fútbol pero valiosa. Un auténtico clásico de los últimos años en San Mamés al que no le faltó ni la lluvia que solía acompañar nuestras remontadas.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.