Reflexión desde el fondo

El Athletic tiene motivos para la preocupación. Habrá quién lo vea como eclipse circunstancial, como el que cruzó ayer la península de oeste a este, pero el club está obligado a una profunda reflexión. Nada mejor que quince días de parón para ponerse al día. La reflexión se debe extender a todos los ámbitos de decisión posibles, directivos y técnicos.

Los primeros por el desliz que tuvieron en Villarreal, cuando ante un foro de peñistas, desvelaron la alineación que cinco horas más tarde iba a colocar Mendilibar frente al Villarreal. Seguro que para el común de los mortales ese aspecto no es más grave que desconocer las peculiaridades alimenticias de un alacrán los domingos de agosto, pero para los que siente el fútbol la alineación es como los títulos de crédito para un cinéfilo. Nunca van a influir en la calidad de la película, pero sí pueden afear su cuerpo. ¿Quién se la ha dicho a él?, ¿el entrenador consulta antes a la directiva? ¿conocen los directivos la alineación antes que los jugadores? Seguro que el anuncio fue propio de una inocente candidez o, quizá, de la sensación de grandeza que rodea a muchos directivos cuando se sienten en el centro del universo.

Mendilibar también agradecerá el parón. Le servirá para analizar sus últimas decisiones y, sin duda, lo aprovechará para reconducir el camino de incertidumbre en que ha convertido el paso del Athletic por la presente temporada.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.