Banco de Pruebas: Ratón NGS Vamp Gamer’s Proffesional

Quien crea que todos los ratones son iguales se equivoca de parte a parte. Los jugadores profesionales de PC saben bién de la importancia de un buen ratón, por eso valoran opciones que resultan, cuanto menos, extravagantes para el resto de los mortales. El último lanzamiento de NGS en su línea gamer está pensado, precisamente, para jugones recalcitrantes. Se trata de un ratón láser denominado “Vamp”, quizá por su diseño ergonómico, que recuerda al ala de un murciélago.

Exterior

La primera característica que sorprende del Vamp es su considerable anchura, que permite posar toda la mano sobre él cómodamente. Diseñado en negro y rojo con iluminación azul, el ratón dispone de cinco botones más la consabida rueda para hacer scroll. Un par de botones más en el centro permite cambiar la resolución con un “click”. El artilugio está pensado para la mano derecha. Si eres zurdo puedes utilizarlo pero los botones del lateral se vuelven poco accesibles.

Funcionamiento

El dispositivo usa un láser para apuntar, por lo que ofrece una buena velocidad de encuadre (10.200 FPS) y va bién sobre casi cualquier superficie mientras sea lisa y opaca. La resolución de funcionamiento puede ajustarse sobre la marcha entre 400, 800, 1.600 o 2.400 dpi. En estos días, todavía extraña ver un ratón que no sea inalámbrico pero tiene su sentido. La conexión al PC que funciona, en este caso mediante un cable USB 2.0 de dos metros, evita problemas de transferencia de datos y hace que el movimiento sea mucho más rápido y preciso. Además evita el cabreo de tener que interrumpir la partida para cargar las pilas o la batería. El ratón pesa 117 gramos y dispone de un sistema de pesas intercambiables para dotar al dispositivo de la resistencia que más se adecue a nuestra manera de jugar. El software es el habitual en estos casos y su mejor característica es la de poder ajustar cada posición de resolución a nuestro gusto.

Conclusiones

Bueno, bonito y barato. El Vamp de NGS es una excelente alternativa a otros ratones para gamers considerablemente más caros (cuesta alrededor de 49€). Su manejo es fluido y muy, muy rápido y, en general resulta cómodo tras largas horas de meneo insistente. Su única pega, derivada del peculiar diseño, es que tardaremos unos días en acostumbrar la mano a los pliegues. Por lo demás, muy recomendable.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.