Ir al contenido

¿Por qué siguen creyendo en la estrella de Belén?

2012 diciembre 24
por Manu Arregi Biziola

No entendemos muy bien por qué, a lo largo de la historia ha habido diversos científicos que han tratado de identificar qué fenómeno natural pudo ser la estrella de Belén. ¿Por qué? Si están dispuestos a creer en un ser que nació de una mujer virgen, sin participación de hombre alguno, un ser que caminó sobre las aguas, resucitó muertos, multiplicó de la nada panes y peces, resucitó él mismo después de muerto,… ¿Por qué necesitan que la supuesta estrella que anunció y señaló su nacimiento fuera un fenómeno natural? Es absurdo.

No existe ningún fenómeno astronómico que reproduzca lo que dicen que hizo tal estrella. Ninguno es capaz de señalar un lugar concreto en la Tierra. Se ha hablado de cometas y conjunciones planetarias. Absurdo. Tales fenómenos naturales no indican ningún camino. ¿Como lo iban a hacer? La propuesta del Papa Benedicto de que se trataba de una supernova que se movía es, simplemente, ridícula a estas alturas de la historia. ¿Una estrella a años luz de distancia que explota al morir y se mueve para señalar un lugar de la Tierra? Estrella que, además, se encontraría a miles de años luz de la Tierra. Es decir, si, por ejemplo, estaba a 1000 años luz, eso significa que explotó 1000 años antes. Más cercana no, porque si explotara una estrella más cercana, tal evento podría tener consecuencias catastróficas para nosotros, peor cuanto más cerca estuviera. Lo habríamos notado, vaya.

Por favor, si creemos en cosas sobrenaturales, no tratemos de apoyarlas en un hecho natural. Carece de sentido.

Además, todo aquello nunca sucedió. Muchísimos argumentos en contra. De ser cierto, lo mínimo que cabría esperar es que hubiera sido algo más original en las formas. Reproduce cosas que ya otros dioses habían hecho antes que él, como nacer en el solsticio de invierno, de una madre virgen, resucitar después de muerto,…

Cerramos con un trozo de un documental que hay que ver con mucho cuidado. Da por ciertas demasiadas cosas no probadas y en la parte astronómica patina mucho. Por ejemplo, el cinturón de Orión no se alinea con Sirio y señala el lugar de salida del Sol en el solsticio de invierno ni en ese momento anda cerca la Cruz del Sur. Pero ayuda a reflexionar sobre la realidad de esa religión que inventaron hace 2000 años y que sigue funcionando.

Sed siempre críticos y ante un documental así, más. Pero la idea fundamental es correcta. El cristianismo se creó en base a religiones y creencias más antiguas. No tiene apenas nada de original. Además, según la misma, Jesucristo algún día volverá para salvarnos. Pues sinceramente, tal y como está el mundo, ya está tardando.

  • cantabrico521

    Para los antiguos egipcios su geneologia y origen procedia de Sirio , ?que hay de cierto en esta teoria ? , me pregunto … , segun la mitica cultura Atlante anterior a la humana se cree que habia decendido como almas a la tierra , algo asi mismo aparece recojido en pasajes biblicos en donde personajes biblicos son raptados y llevados a los cielos , vamos , una semantica y un sentido figurado que hay que saber comprender si tenemos en cuenta de que un angel descrito es Sodoma y Gomorra , un ser descrito y recojido mas tarde como un angel , ? que hay de cierto en todas estas historias ? , pues a mi entender hay algo que aun no logramos decifrar , si observamos que el ser humano no sabe ni conoce su propio origen , mas si creo que la leyenda del homo sapiens descrita por Darwin es el bulo mas grande de nuestros dias , aun queda porque el hombre decifre su propia historia , Feliz Navidad….

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.