Ir al contenido

Van Gogh y la astronomía

2010 octubre 19
tags:

por Manu Arregi Biziola

Hoy vamos a hablar de un cuadro que todos conocéis y que fue foto astronómica del día (APOD) el pasado 21 de septiembre: Noche estrellada sobre el Ródano


Según se el comentario de APOD:

“Por encima del río, uno puede discernir las estrellas del familiar asterismos de la Osa Mayor. Siguiendo la línea conectando las dos estrellas del Gran Carro de la derecha, se puede encontrar fácilmente la estrella del norte Polaris, cuya altura puede ser entonces estimada y proporcionando de hecho la latitud de donde se pintó el cuadro.”

Según leemos, el cuadro fue pintado en Arlés en septiembre de 1888, probablemente entre el 22 y el 28 de dicho mes, de acuerdo con su ritmo de trabajo y la correspondencia entre Vincent y su hermano. En esa época, esta es la posición aproximada de la Osa Mayor a primera hora de la noche.

Es innegable que en ese cielo que muestra el cuadro de Van Gogh tiene toda la pinta de estar representada la parte de la Osa Mayor más conocida: el Carro. Tambien es innegable que la representación no es fidedigna. Van Gogh pinta más estrellas que las que hay y la forma del asterismo del Carro no es fiel a la realidad. Pero, con un cierto margen de error debido a esto, es posible situar la ciudad del cuadro en el mapa.

La estrella polar se encuentra aproximadamente en el cenit en el Polo Norte (latitud 90º, Norte). Y se encuentra sobre el horizonte en el ecuador (latitud 0º). La altura de la estrella Polar indica por tanto, aproximadamente, la latitud del lugar en el hemisferio Norte.

Francis (th)E Mule, procedió a realizar el cálculo. No aparece la estrella polar en el cuadro, pero se puede deducir su posición a partir de las dos estrellas del extremo derecho del Carro. Prolongando la distancia entre estas unas 5 veces, llegamos a la Polar.

Aquí tenemos el cálculo de Francis.

45º calculados sobre el cuadro, frente a los 43º40′ reales. Fantástico, aunque no deje de ser una mera curiosidad.

De cualquier manera, escarbando un poco más, descubrimos que Van Gogh se tomó alguna gran licencia “poética” al pintar este cuadro. Según leemos aquí, está perfectamente situado el lugar desde el que Vincent pintó el cuadro. Y la orientación es suroeste, mientras que la Osa Mayor se encuentra al norte. Es decir, Van Gogh pintó el paisaje de una dirección y el cielo de otra diferente, probablemente por ser las estrellas del asterismo del Carro más llamativas y reconocibles. En fin, una curiosa historia, la de el cuadro.

Noche estrellada sobre el Rodano es, lamentablemente, un cuadro muy mal reproducido en foto. No hay nas que echar un vistazo a las imagenes que nos muestra Google. Que decir sobre el cuadro. No se si lo habéis tenido delante. Está en París, en el Museo Orsay. Antes de verlo, no era algo que me interesara demasiado. Pero, cuando lo vi, me enamoró. Estuve una hora (sin exagerar) delante del cuadro. Y después de ver el resto del museo, tuve que volver a mirarlo una vez más. En fin, si alguna vez vais por París, no dejéis de visitarlo.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.