Ir al contenido

Ningún fin de semana sin música: Sonata L 33 de D. Scarlatti

2017 octubre 12
por César Coca

Alguna vez he comentado en este mismo blog que me gustan especialmente los libros en los que aparece la música clásica. Bien como eje argumental o simplemente porque uno de los personajes escucha o toca una pieza. Esto último es exactamente lo que sucede en la última novelas de Víctor del Árbol, Por encima de la lluvia, cuya reseña aparecerá en los próximos días en Divergencias. En las primeras páginas del libro, cuando el narrador presenta al protagonista masculino, un director de oficina bancaria, un tipo riguroso, de costumbres invariables, poco dado a las aventuras, explica que lleva muchos años despertándose cada mañana con la Sonata L 33 de Scarlatti.

Como ustedes saben, Scarlatti nació en Nápoles, que en aquella época formaba parte de la Corona española, y murió en Madrid. Su segunda esposa fue española y en la capital escribió su impresionante colección de sonatas, que son las obras que más veces se interpretan. Son piezas breves -nada que ver en eso con las sonatas de Mozart, Haydn ni por supuesto las de Beethoven y Schubert, de dimensiones mayúsculas- pero de una notable intensidad. Les dejo la L 33 en la interpretación de Vladimir Horowitz dentro del concierto que dio en Moscú en 1986, tras su regreso a la URSS 61 años después de su partida hacia Occidente. Esto es Historia, literalmente.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.