Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: obertura de 'Guillermo Tell' de Rossini

Quienes cogen vacaciones en julio están a estas horas prácticamente despidiéndose de sus compañeros y con las maletas hechas para salir hacia la playa, el campo, la montaña o alguna ciudad próxima o lejana en la que pasar unos días de descanso. O quizá estén pensando en quedarse en casa y hacer todas esas cosas para las que durante el año han carecido de tiempo. En cualquier caso, creo que la ocasión bien merece una música vibrante porque se acercan días que deberían ser felices.

La obra que les propongo es la obertura de Guillermo Tell, la ópera que estrenó Rossini con solo 37 años sobre el héroe suizo… y que sería la última. El compositor italiano la escribió para la Ópera de París y recibió como remuneración una pensión vitalicia del Gobierno francés. Esas cosas solo pasaban hace dos siglos. No se sabe muy bien por qué Rossini dejó de componer. Hay diversas teorías, incluidas la de una salud delicada y la falta de inspiración. Esta segunda hipótesis no parece muy creíble si se observa la riqueza melódica de esta obertura, que se programa con cierta frecuencia en conciertos sinfónicos (o se ofrece como propina) en notable contraste con la ópera completa, que se representa muy pocas veces. Y en cuanto a la mala salud, no debía de ser tan mala, puesto que murió con 76 años, una edad ciertamente avanzada para la época. Eso sin contar que se dedicó durante más de tres décadas a la gastronomía, que era otra de sus pasiones. A estas alturas da igual la razón de que dejara de componer. Siempre podremos disfrutar de las obras que nos dejó. Empezando por esta arrebatada obertura.

Temas

Ópera de París