Ir al contenido

Productividad sin igual

2006 abril 5
por César Coca

Hay un caso singular en la producción editorial española: el de César Vidal. En 2005, según el ISBN, publicó ¡16 libros!,
sin contar reediciones en formato bolsillo o recuperaciones de textos
anteriores que aparecen en otro sello. Es decir, 16 libros originales.

Haré un cálculo como el que aplica habitualmente Josu Mezo en malaprensa.com: una estimación media puede establecer que un libro tiene unos 250 folios. Como quiera que Vidal publica un título cada tres semanas (démosle un mes de vacaciones, tiene derecho), eso significa que escribe 250 folios en quince días hábiles. Consideremos que sólo escribe de lunes a viernes, porque durante el fin de semana trabaja en la preparación de sus tertulias, sus artículos de prensa, conferencias y demás actividades. Pues bien, de lunes a viernes, Vidal escribe casi 17 folios diarios,
sin fallar ni un solo día. Folios que deja terminados por completo, con
las correcciones hechas y listos para enviar a la imprenta.

Pero escribir un libro es algo más que llenar folios. Requiere
una preparación amplia. Distinta para una novela que para un ensayo,
pero en cualquier caso un trabajo notable. Sobre todo cuando, como
Vidal, se escribe de todo: una novela, un ensayo sobre sectas, otro sobre la Iglesia, una obra sobre la revolución rusa y otra sobre Bin Laden, que este hombre da a todos los palos.

Cada uno de ellos le lleva sólo quince días de trabajo. Amigos, no puedo ocultar ni un minuto más mi admiración.
Máxime porque en 2004 ya había conseguido una proeza semejante en
cuanto al número de libros publicados, y en 2003, y en 2002… Este año,
en cambio, su productividad ha descendido. Hasta hoy sólo ha publicado
dos libros. Espero que no sea un signo de flaqueza o, lo que sería peor, de agotamiento.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.