Ir al contenido

‘El Rey de los Comics’

2005 octubre 6
por Óscar Beltrán de Otálora

Este mes se edita en España Cuarto Mundo, una de las obras capitales del ‘Rey de Los Comics’, Jack Kirby.
Para valorarla hay que tener claro que se publicó por primera vez en
los años 70. En esos días psicodélicos Kirby imagina una saga cósmica,
con dos planetas repletos de dioses extraños, herederos de unas
divinidades extinguidas, que llevan su lucha hasta la Tierra. La
historia enlaza con los mitos más antiguos -al igual que con Homero,
los dioses se enfrentan por medio de los humanos- pero ‘El Rey de los
Comics’ la llena de sus héroes trágicos, sus monstruos rocosos y
reptiloides y unos diseños tecnológicos que nunca serán superados. Y
argumentos más propios de Sófocles que de un judío de New York.


Pero Marvel, la casa madre de los
comics de superhéroes, no quiso publicarla y fue su rival, DC Comics la
que la sacó al mercado. ¿Por qué? En mi opinión, porque tiene un punto
psicodélico tan radical que supera todos los argumentos psicocósmicos
que se habían dibujado hasta la fecha. Y ahora, cuando treinta años
después uno lee la historia, entiende la decisión de Marvel. Kirby,
leído en el siglo XXI, sigue siendo un viaje sin parangón. Una pura
locura de ‘cajas madre’, ‘cubos vitales’, paredes donde aparecen
mensajes escritos con fuego, mutaciones genéticas marinas y seres
alucinantes. Sigue siendo demasiado fuerte, pero merece la pena leerlo.


Una muestra del delirio ‘Kirbyano’.
Uno de sus personajes es el Corredor Negro. Una divinidad, vestida con
una armadura de caballero medieval, que surca el universo…sobre unos
esquíes de nieve. Es La Muerte. El toque de uno de sus bastones
significa el fin. Cuando el Corredor Negro llega a la Tierra, se
encarna en…un afroamericano, veterano del Vietnam, que vive postrado
en una cama ya que las heridas de guerra le dejaron parapléjico. La
demencia cósmica. No se puede pedir más.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.