El Correo
img
Categoría: Sin categoría
Grecia, el enemigo innombrable

Nadie parece contar con ella. Se la omite, se la ignora. La mayoría habla de Serbia, de Francia, de España, como aspirantes al oro en el Eurobasket. Tony Parker incluso incluyó a Turquía o Lituania como rivales peligrosos.
Apenas se escucha su nombre como futurible integrante del podio final de Lille y da la sensación de que no se la tiene en consideración pese a su palmarés y a la trascendencia de algunos de sus jugadores. Grecia parece la innombrable de este campeonato, el villano que todos quieren que permanezca dormido y oculto entre las sombras de la memoria. Es el Lord Voldemort de Harry Potter, el Sauron de ‘El Señor de los Anillos’, una más de las criaturas que despertaban el temor de los habitantes de la aldea en ‘El bosque’ de M. Night Shyamalan. Es la bicha que nadie quiere mentar para no llamar al mal fario, el incómodo compañero de viaje que nadie espera que se siente a su lado.
Las grandes selecciones europeas han vivido muy bien los últimos años con una Grecia en tono menor. Pero, en esta ocasión, se presenta en el torneo con la cara lavada y sus mejores elementos, con una combinación equilibrada de veteranos ilustres y jóvenes dispuestos a asumir galones que apunta a las medallas.
Eso sí, pese a la acumulación de talento que maneja Fotis Katsikaris en su equipo, la selección helena cuenta con un único líder indiscutible: Vassilis Spanoulis.
Como escolta o como base, el juego que genera Grecia parte de sus manos. Representa todo lo que significa su selección y sus valores: carisma, talento, carácter, capacidad de lucha, naturaleza competitiva y un instinto de supervivencia que le obliga a no rendirse nunca, que le lleva a odiar la derrota por encima de todas las cosas y que le hace sacar en ocasiones algún que otro ramalazo de mal perdedor. Como le pasó en la última final de la Euroliga, cuando lanzó el balón a Rudy Fernández con el partido ya sentenciado para el Real Madrid. Ejecutor de rivales (en el poderoso CSKA le temen y Croacia ya ha visto en este Eurobasket cómo se las gasta), para un entrenador siempre es la mejor solución que el balón esté en su poder en las posesiones que convierten a los jugadores en héroes o villanos.

Ver Post >
Un salto para la historia

Ver Post >
Compromiso, Esfuerzo y Equipo

No soy un tipo que se mueva especialmente por los retos personales, me motivan más los colectivos. Mi compromiso con un grupo suele ser mayor que el que tengo conmigo mismo. Me consuela más saber que un error propio sólo me va a afectar a mí que ver que ese fallo va a tener consecuencias en la comunidad en la que estoy integrado. Creo menos en el yo que en el equipo. EQUIPO.
Me alegro más del bien y del éxito común que del particular porque, al fin y al cabo, cuando las cosas salen bien, resulta mucho más satisfactorio disfrutar junto a los tuyos que verse obligado a hacerlo solo. Yo entiendo la vida integrado en una comunidad, en un grupo, en un clan, en una familia, en un equipo. Cada uno es como es.
Hace algunas semanas, un gran amigo me hizo una propuesta que no podía rechazar. No porque fuera tan atractiva que decir que no era una locura. Es que no me dio opción. Era sí o sí. No me lo pensé, si lo hubiera hecho la respuesta creo que seguiría siendo lo mismo. Había un pacto ya lejano por medio, que iba mucho más allá de cualquier firma, y que consistía en el compromiso de que, si en algún momento regresaba a casa, volveríamos a entrenar juntos. COMPROMISO.

Ver Post >
Emotiva carta póstuma de Abós

Jose Luis Abós

Jose Luis Abós

Tras varios meses luchando contra un terrible cáncer de estómago, José Luis Abós falleció hace unos días a los 53 años. El que fuera técnico del CAI Zaragoza desde 2009 y que abandonó su puesto en el banquillo aragonés en agosto debido a la enfermedad dio muestras de su entereza y de su aplomo a lo largo de todo el amargo proceso, pero el entrenador maño dejó escrita una emotiva carta de despedida para los aficionados y amigos que no ha hecho más que insistir en la tremenda fuerza con la que Abós soportó el duro trance.
Os dejo aquí la transcripción de su carta, sin comentarios ni análisis, porque vale más dejar que el estremecedor texto hable por sí mismo y mis palabras no harían más que entorpecer la lectura de este sentido adiós.

AMIGOS
Como por responsabilidad mía, ya  que en ningún momento os quise alarmar acerca de mi estado, estoy seguro que a muchos os habrá sorprendido el inesperado desenlace de mi enfermedad. Aun sabiendo que la operación no fue lo bien que hubiéramos deseado, siempre fui optimista pensando que podría haber una solución alternativa; todo ha sido mucho peor y más rápido de lo que hubiéramos podido sospechar.
Quiero mediante estas líneas mandaros un gran abrazo, ya que debido a lo anteriormente mencionado no he podido hacerlo uno a uno con todos los que me habéis animado con vuestros mensajes de apoyo. Por ese motivo os agradezco a todos las muestras de cariño y ánimo que me habéis mandado por cualquier medio y que me han servido para animarme, no sabéis de qué manera. Es muy reconfortante sentirse tan querido y respaldado por tanta gente, lo cual significa que algo hemos hecho bien en esta vida.
Yo peleé mucho tiempo por ser entrenador y por poder llegar a ACB, y al final lo conseguí, pero no sin mucho esfuerzo previo, por supuesto. Saber que en este camino he ido acumulado tantos amigos y tanta gente que me aprecia ha sido muy reconfortante en estos momentos difíciles.
Siento que me voy demasiado pronto, que me quedan muchas cosas por hacer pero también me voy con las alegrías que me ha dado la vida, que han sido muchas.
En lo personal he tenido la suerte de tener a mi lado una mujer maravillosa. Eva, mi amor. Y unos hijos fabulosos a los que adoro y de los que me siento muy orgulloso, Javier y Paloma.
En lo profesional he podido dedicarme a lo que ha sido mi sueño. EL BALONCESTO. He podido entrenar en el equipo de mi corazón. El CAI. Y he vivido los mejores momentos de mi vida en el Príncipe Felipe. Me he sentido querido allí y el calor que me dio su afición me acompañara allá donde vaya.
Cuando pensaba que la vida de los demás seguía mientras yo tenía que apartarme y que poco a poco me olvidarían, me llenó de felicidad y de emoción el día de la presentación ver la ovación, las pancartas, las camisetas de ánimo. Me emocioné como no lo he hecho en la vida.
Me voy con el corazón lleno de ese sentimiento. Lleno de agradecimiento a todos los que estabais ese día en el Príncipe Felipe y a los no pudisteis estar pero también os sentíais así. Gracias a mi CAI por tanta felicidad y gracias al Felipe, donde estará mi corazón para apoyar a mi equipo.
Me gustaría poder daros las gracias a todos, uno a uno, pero espero que todos sepáis que este agradecimiento genérico es para cada uno de vosotros.

Gracias a la vida porque lo he tenido todo.

Ver Post >
De sir Alex Sala a Antonio Ferguson

Antonio Pérez, técnico del Cocinas.com, en el videochat con larioja.com.

Antonio Pérez, técnico del Cocinas.com, en el videochat con larioja.com.

Durante 27 años se mantuvo sir Alex Ferguson al frente del Manchester United. El escocés eligió como su sucesor a David Moyes, que apenas duró en el cargo nueve meses.
Cualquier sucesión tras una estancia en el banquillo de larga duración es complicada. Las comparaciones estarán a la orden del día y eso puede acabar con la carrera de un técnico por mucho proyecto largoplacista que firme. Moyes tenía un contrato por seis temporadas y no fue capaz de concluir la primera. La sombra de Ferguson fue demasiado alargada. ‘Fergie’ tardó cuatro temporadas en lograr su primer título con los ‘red devils’, con el ex del Everton no tuvieron tanta paciencia en las oficinas de Old Trafford.
Jesús Sala decidió dar un paso al lado tras diez temporadas como técnico del primer equipo del Clavijo. Cuando llegó con apenas 27 años, su cargo tenía visos de provisional. Con carácter, conocimientos y trabajo se fue forjando una historia en la entidad que le ha llevado a ser la cara más visible del club y a convertirse, pese a su juventud, en un histórico de la LEB Oro. Ha impuesto una forma de trabajo con la que ha demostrado que se pueden conseguir resultados importantes y de él parte la base de la filosofía que el Clavijo pretende instaurar para asegurar un brillante y, sobre todo, estable futuro.

Ver Post >
El primer chino en la Luna

Se retira Wang ZhiZhi, el pionero del gigante asiático en la NBA

Zhizhi pelea por la posición con su compatriota Yao Ming en un partido de su etapa en los Clippers.

Zhizhi pelea por la posición con su compatriota Yao Ming en un partido de su etapa en los Clippers.

Hubo un tiempo en el que la puerta de acceso hacia la NBA estaba cerrada para todo aquel que no tuviera pasaporte estadounidense o hubiera pasado por el filtro de la NCAA. En la década de los 80, entre clásicos como Kareem Abdul-Jabbar, ‘Magic’ Johnson, Larry Bird o Julius Erving aparecieron nombres de orígenes novedosos y sorprendentes hasta entonces, como los del nigeriano Hakeem Olajuwon, los alemanes Detlef Schrempf y Uwe Blab, o los del enorme sudanés Manute Bol. La llegada de europeos sin pasado universitario era prácticamente una utopía. Sólo Georgi Glouchkov y Fernando Martín se atrevieron a cruzar el charco para pasar del estrellato en sus clubes de origen a calentar el banquillo en la liga americana.
Si en el Viejo Continente la diferencia de nivel parecía abismal, en Asia se miraba hacia Estados Unidos desde una distancia sideral, la existente entre hombres y dioses. Imaginar a un jugador de esos lares integrado en alguna de las franquicias de la NBA resultaba tan increíble como viajar a la Luna. Además, aquellos países que podían contar con algún representante con posibilidades remotas de alcanzar la meca del baloncesto solían contar con regímenes políticos restrictivos que eliminaban  cualquier sueño de tocar el cielo con las manos.

Ver Post >

Últimos Comentarios

Jadelrio 21-04-2015 | 15:41 en:
Echo de menos la pasarela
Lauragm 26-02-2015 | 12:46 en:
Los pilares de Birigay
bravoosi 25-02-2015 | 19:17 en:
Los pilares de Birigay

Etiquetas

No hay tags a mostrar