El Correo
img
Fecha: septiembre 6, 2015
La inexpugnable aldea gala

«¡Están locos estos romanos!», repetía Obélix cada vez que las supuestas temibles tropas de Julio César intentaban asaltar la pequeña aldea gala, el único reducto que le quedaba a Roma por conquistar en tierras vecinas. Y algo así debe andar pensando Tony Parker y compañía de las otras selecciones que aspiran a arrebatarles en su propia casa el título europeo que tanto les costó ganar en Eslovenia hace dos años.
De hecho, el base de los Spurs ya ha prometido a sus compatriotas que el oro volverá a ser suyo y que Lille -escenario de las eliminatorias de octavos, cuartos, semis y de la final- no será conquistada por otra que no sea Francia.
Para ello, el equipo del gallo no cuenta con la pócima mágica que convertía en invencibles a Astérix y sus amigos, pero sí tiene a su disposición el músculo y el talento suficiente para renovar el único título europeo que adorna sus vitrinas.
No será fácil. Los franceses deberán romper con la maldición que ya alcanza los 22 años y que reza que ninguna selección local puede alzar el cetro continental ante los suyos. La última capaz de hacerlo fue, en 1993, la sorprendente Alemania de Welp, Harnich, Gnad, Koch o Rodl que dirigía el maestro Svetislav Pesic. Los pupilos de Vicent Collet están dispuestos a ser los siguientes en hacer saltar por los aires esta negativa leyenda.

Ver Post >
Turquía se encomienda a un jugón trotamundos

El modesto Pinar Karsiyaka sorprendió a los todopoderosos y millonarios Fenerbahce Ulker, Anadolu Efes y Galatasaray para hacerse con el título de la liga turca. De la mano de Bobby Dixon se hizo con un campeonato en auge, que ha tirado de talonario para incorporar a los mejores jugadores de Europa para colarse entre los torneos más importantes del viejo continente y, con ellos, formar equipos que aspiren a tomar para el país otomano una Euroliga que patrocina las líneas aéreas turcas.
De momento, todavía les queda dar un paso importante para aspirar al cetro que actualmente ostenta el Real Madrid, el mismo paso que le falta a su selección nacional para colarse entre las grandes de Europa. Con una generación de grandes jugadores que comienzan a perderse por el camino, sólo ha mostrado destellos de lo que podía haber llegado a ser en el Mundial de 2010, cuando alcanzó la plata como anfitriona. Pero sus decepcionantes actuaciones en los dos siguientes campeonatos continentales volvieron a sumir a Turquía en la segunda división del baloncesto. Su carácter ciclotímico le hace, no obstante, asomar la cabeza de vez en cuando. Como el veranos pasado, cuando fue capaz de plantar cara a los imparables estadounidenses y de alcanzar los cuartos de final en la Copa del Mundo celebrada en España.

Ver Post >

Últimos Comentarios

Jadelrio 21-04-2015 | 15:41 en:
Echo de menos la pasarela
Lauragm 26-02-2015 | 12:46 en:
Los pilares de Birigay
bravoosi 25-02-2015 | 19:17 en:
Los pilares de Birigay

Etiquetas

No hay tags a mostrar