desencanto…

Yo también quiero ser destacada…

Quiero ser la mujer destacada del instante, del momento, del día.

Quiero estar en lo alto de la cima aunque sea pequeña.

Quiero ser la enfermera destacada, en vuelo rasante y sin escoba.

Quiero ser la madre destacada o mejor dicho: la única madre de mis hijas.

Quiero ser la mujer más sexy de toda la playa entre todas las mujeres jovenes y que no me calculen la edad.

Quiero que mi pálida piel de geisha se convierta en morena por un día y luzca un bronceado tropical.

Quiero, quiero, quiero…yo, mí, me, conmigo…

Cómo se hace? dónde me apunto? qué cursillos debo seguir??? qué es lo que gusta??? qué es lo que puntúa???…

Ayer un compañero de trabajo me decía sentirse muy “Sancho Panza”. Sus pies no se alejaban de la tierra ni unos centímetros. Su persona no se aproxima para nada a don Quijote: no sueña con molinos de viento, tampoco lucha contra ellos…y él lo sabe. Él es un hombre feliz.

Tener claro de salida qué personaje adoptamos e interpretamos en esta vida, puede ser muy tranquilizador, especialmente porque no nos lleve a episodios de sueños vanos e inalcanzables y fundamentalmente porque es una buena manera de no llegar al desencanto. También porque de esa manera nunca existirá una sobredosis de “super-ego”.

Quizás Sancho Panza optaría por abandonar cualquier proyecto provisto de tan poca perspectiva favorable…

Tendré que acudir al gimnasio y que mi preparador físico me aconseje el mejor camino a seguir.

Mientras encuentro las respuestas seguiré a lo mío: yo, mí, me, conmigo…

Por qué motivos gran parte de los blogs han ido abandonando??? seré yo la única desencantada??? o se trata de un desencanto muy generalizado???

Las respuestas …

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.