la chincheta……

El mundo de las pompas de jabón hoy… se enlazará con el mundo de las chinchetas¡¡¡

En los momentos de crisis, parece que el bien más preciado es… el trabajo¡¡¡.

El trabajo, parece ser esa chincheta que mantiene un folio, una hoja en blanco o escrita en un corcho¡¡¡ En ocasiones al tirar de ese folio, la chincheta cae, sale rodando al suelo y no conseguimos encontrarla, hasta que a veces con o sin ayuda de alguien, la encontramos escondida por el suelo y decimos: ahí tenías que estar, ya te tengo¡¡¡ eres mía¡¡¡

Una chincheta sóla en una pared no dice nada¡¡¡ o tal vez diga mucho: el vacío¡¡¡. Se necesita el folio, la hoja, algo que sujetar¡¡¡¡

Nuestra vida pendiente de una chincheta¡¡¡ Somos como ese folio en blanco o escrito¡¡¡


Chinchetas de diferentes colores yyy modelos según las circunstancias¡¡¡

También parece que la imaginación y la ilusión juegan un papel importante en momentos así¡¡.

En otros tiempos estos dos aspectos, imaginación e ilusión, podían darse en una conjunción mágica en personas emprendedoras…hoy en día éso no parece muy factible, puesto que sin un primer granito de arena, por muy emprendedor que uno sea…no se camina hacia adelante¡¡¡

A lo largo de una vida: son diferentes los trabajos que hemos podido desarrollar. Volvemos con las chinchetas de colores¡¡¡¡


Aqui y en este lugar, aparecerían las primeras diferencias: personas cuyo objetivo puede ser la estabilidad. Personas que durante muchos años han desarrollado un mismo trabajo, casi los mismos compañeros.


Otras personas por contra han ido de un trabajo a otro por exigencias del guión, en función de un tipo de trabajo, el eterno sustituto sin plaza en propiedad en el sistema público, con plaza supuestamente en propiedad en el privado…pero que las diversas oportunidades de la vida le llevan a ir variando (éste sería mi caso).

Después de un recorrido itinerante, siempre he tenido muy claro por mí misma y alguna ayuda externa, que mi trabajo se trataba de un bien alimenticio. Algo parecido a la supervivencia: no iría a trabajar a la Nasa y tampoco me darían ningún Premio Nobel¡¡¡

En ocasiones: las chinchetas son difíciles de manejar con nuestros torpes dedos¡¡¡¡

Un sueldo digno para un trabajo digno, pero nada espectacular. Nada de incentivos según valía, nada de premios navideños, ni viajes gastronómico-culturales promovidos por alguna reunión o crucero de trabajo.

Pero misteriosamente y bajo la bandera de trabajo alimenticio, progresivamente una profesión en ocasiones va marcando el caracter de la persona. YY es en este punto donde estoy segura que a día de hoy, mi profesión me ha marcado alimenticiamente puesto que mi trabajo es remunerado y seguramente de no ser por el hecho de que me pagan a final de mes….existen dudas de que lo haría….Pero también esa profesión me ha marcado anímicamente¡¡¡¡

Mi trabajo sigue siendo alimenticio: nada de dispendios económicos fuera del marco legal. Mi banco amigo me sigue los talones muy de cerca, pero vivo, existo, trabajo y me pagan por ello. Pero existe un plus¡¡¡

Como muchas de las personas a las que en este año de supuesta crisis para algunos y no para todos, no ha existido subida salarial ni del IPC, ya que el convenio aún está pendiente….perooo nada nuevo¡¡¡

Pero existe una barrera que crucé hace algún tiempo…no sé cuando fué esa primera vez….pero sé: que ese lugar existe y de vez en cuando, me permito o se me permite el lujo de visitar. Un lugar mágico en el que los pies se despegan casi del suelo¡¡¡¡ No sé si se le llama Nirvana, paraíso…bosque encantado o simplemente placer¡¡¡ Un lujo a mi alcance¡¡¡

También en un trabajo alimenticio existe la magia que nos hace flotar¡¡¡¡¡ Como una pompa de jabón, el cuerpo parece flotar ligero y esa sensación de que en cualquier momento se esfume o haga ploffff….hace que una anhele otra nueva pompa¡¡¡¡

Una esfera mágica¡¡¡¡

La semana pasada, un padre roto de dolor nos acercaba un niño en brazos: lo traigo que se me muere¡¡¡¡¡ lo he visto que se me moría¡¡¡

Se trataba de un niño de 3 o 4 años, tras unas fuertes convulsiones, en principio de origen febril.

Ver a un padre llorar roto de dolor, inseguridad y miedo no es plato de buen gusto para nadie¡¡¡. Pienso que a todos los que estabamos allí nos temblaron las piernas y el pijama se nos quedó pegado al cuerpo¡¡¡

En la Urgencia…un corcho en la pared…en dónde se van dejando todo tipo de folios: notas sobre reuniones, cursos, protocolos…en ese corcho…una gran cartulina de color verde y con un precioso dibujo colgado de una chincheta…nos recuerda a los integrantes de un equipo, que alguien muy muy pequeño en edad, nos agradece a su manera que sigamos adelante con un trabajo no sólo alimenticio¡¡¡¡

Un dibujo de alguien grande, muy grande: una doctora con bata blanca y fonendo sobre un fondo verde, muy verde¡¡¡¡¡

La vida de una enfermera algunos días…en una pompa de jabón¡¡¡



El trabajo, es en este momento, esa chincheta en un corcho, que en algunas ocasiones nos devuelve la ilusión y nos reconcilia……..y esa cartulina verde es la vida de un niño ajeno a todas las elucubraciones de los mayores¡¡¡ y las mías propias¡¡¡ un niño que sabe y es consciente a su corta edad, que allí se va a curar, no a hacer daño¡¡¡

Unos padres felices por una situación dura resuelta yyy un equipo feliz de un trabajo alimenticio…peroooo bien hecho, en el Servicio de Urgencias del Cap de Sant Cugat del Vallés¡¡¡¡

A veces una chincheta puede hacer desinflar una preciosa pompa, pero en otras ocasiones…..ambas hacen posible un sueño¡¡¡ TODO UN PLUS DE CALIDAD¡¡¡¡…..

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.