No puedo más, estoy cansado de todo en esta puta vida

Hola a tod@s y todas.

Empezar diciendo que siento mucho no haber actualizado antes el blog. Vuestros comentarios preguntandome a ver donde estaba y porque no actualizaba me han hecho sentir increiblemente bien cuando los leía, pero realmente mal cuando me daba cuenta que no OS iba a actualizar el blog ese día tampoco. Porque este blog es vuestro, de las increiblemente bellisimas personas que lo leen, que opinan, que se rien conmigo cuando hay que reirse y me quitan la razón cuando no la tengo. Me sentía mal por vosotros y vosotras, porque sois sin duda lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo y seguro que lo mejor que me pasará en muchos años.

No quería escribir, os lo prometo, me había planteado seriamente cerrar el blog, borrar los posts y que mi “aventura” digital desapareciera de la red como un jodido cubito de hielo en el mar. Pero no he podido, por vosotros, no quería dejaros pensando que me había muerto o que simplemente ya no quería escribir para vosotros y vosotras. Nada más lejos de la realidad, me encanta escribiros, que leais mis “pajas mentales” que os riais conmigo de las chorradas que me cruzan mi pequeño cerebro, que me echeis la bronca con cariño cuando me meto con las mujeres, todas esas cosas me han arrancado tantas sonrisas y carcajadas mientra escribía, mientras os imginaba leyendo mis posts y cuando leía los comentarios, que os quiero, no, OS MERECEIS una explicación.

Supongo que a estas alturas os habreis dado cuenta de que no estoy precisamente bien…

Al principio pensaba que era por volver de Japón, por tener que volver a la monotonía, al trabajo, a aguantar a gente que no me respeta y que por lo tanto no merece mi respeto. Pensé que mi “depresión” era por los grandes momentos de soledad, con los cuales normalmente disfruto cuando estoy en mi casa, que me están comiendo por dentro, por sentirme tan solo cuando tengo tantos amigos y amigas. Mi viaje a Japón han sido mis primeras vacaciones de verdad, a otro pais, a otra cultura, sin tener que mirar el dinero hasta la última peseta ni dormir en tiendas de campaña a 100 kilometros de casa. Al principio me dije que era lo que llaman “sindrome post-vacacional”. Pero me di cuenta que no me importaba volver a trabajar, al fin y al cabo tengo suerte de hacer lo que me gusta y no me costó coger el ritmo al segundo o tercer día. Entonces ¿que cojones me pasa? No lo se, solo se que no quiero ver como pasan los días, meses, años sintiendome así. No se que me pasa, pero se que me siento solo, muy solo. Me llevo bien con la gente, tengo muchisimos amigos y amigas, no tengo problemas de timidez, hablo con cualquiera y rapidamente doy y tomo confianza.

Entonces ¿por qué me siento tan solo? ¿Por qué no puedo soportar dormir solo? ¿Por qué tengo esta sensación de que no importo, de que no valgo nada? Yo se que valgo, se que soy buena persona, me preocupo por los demás, por los que me rodean y nunca espero recibir nada a cambio. Pero creo que estoy empezando a pensar que solamente los hijos de puta pueden ser felices en este mundo. ¿por qué me siento triste si veo a una mujer anciana pidiendo por la calle? ¿por qué me siento mal cuando le cedo mi asiento a un anciano en el autobus y el resto de la gente me mira raro? ¿Por que me dan ganas de mandar todos mis principios a la mierda y empezar a actuar como todos esos cabrones que acaban con la chica guapa al final de la “peli”? Tal vez así alguna vez una tía no quiera ser “solo mi amiga”, jeje, por lo menos aun puedo reirme de mi mismo, eso es bueno.

No se si este va a ser el último post que escriba, sinceramente espero que no, pero no tengo fuerzas para nada. No quiero luchar, me he cansado de luchar. No puedo soportar yo solo toda la mierda que me rodea. Para más cojones es culpa mía. Por preocuparme por otras cosas a parte de “mi culo”, por no mirar a otro lado si veo a alguien llorando, por querer “marcar una diferencia” en este puto mundo de mierda. Es mi culpa, y eso todavía me jode más, porque me encataría poder echarle la culpa a la sociedad, o a la crisis, o a las drogas o yo que se.

Pero no soy así, he vivido demasiados años siguiendo unas reglas que yo estupidamente me impuse, ¿de que me han servido? ¿me han hecho sentirme mejor? Al contrario, me siento peor, me siento incapaz de continuar, estoy “viejo” y cansado para esto…

He hecho muchas estupideces en mi vida, no soy perfecto y nunca lo seré. Pero me da miedo, terror, acabar rindiendome y convertirme en lo que siempre he odiado, convertirme en alguien que solo mire por si mimsmo. Me da miedo, pero se que antes o después terminaré convirtiendome en un maldito hipocrita-egocentrico-machista-creido-superficial-egoista-hijo de puta, porque por mucho que me joda, seguro que son más felices que yo, que tanto “chuleo” de valores y principios.

Espero “ganar” esta especie de batalla interior. Pero es dificil cuando te ves como el único en tu especie, cuando te sientes solo en un bar viendo como los más cabrones son los que más “molan”, cuando te llaman idiota tus propios amigos por encontrarte un movil y llevarlo a la barra…

Hay algo bueno que he sacado de esta “epoca” mala. He comprobado que el dinero no da la felicidad, porque ahora que cobro mucho dinero y viajo a paises exóticos no soy más feliz que antes. Ahora que puedo comprar “lo que quiera” sin preocuparme del saldo de la tarjeta me doy cuenta que el que tiene solo dinero no tiene realmente nada. Porque ¿para que quiero el dinero sin tener a nadie con quien disfrutarlo?

Gracias por haberme escuchado hasta ahora. De verdad espero salir del agujero en el que estoy, pero no se si al salir seré el mismo o alguien completamente distinto.

Un beso de padre a todas y un abrazo de hermanos a todos. Os quiero

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.