Paráfrasis


Nueva sección:

“Cada vez que un ciudadano dice ‘No creo que haya periodistas independientes’, en alguna parte cae muerto un periodista independiente”.
Antes.

Gürtel es cosa de hombres… iletrados

Ayer, Camps destituyó a Costa. El pasado martes, El Correo publicaba una información de Melchor Sáiz-Prado, bajo el titular ‘Gürtel es cosa de hombres‘, en la que se recogían retazos de conversaciones de algunos de los implicados en el caso. Yo personalmente, si me dieran a elegir, preferiría que los corruptos fueran elegantes y exquisitos en el trato hacia los demás. Que me quiten la cartera, pero que lo hagan al moverme la silla para que me siente o en el momento en que me ayudan a ponerme el abrigo. Y los del Gürtel están muy lejos de eso: son villanos machistas con aficiones soeces: «Eran unas tías muy guarrindongas», «una fiesta con tías de puta madre», «tías impresionantes», «todos allí en pelotas, cada uno con una tía». Éstas, en concreto, salieron de la fina mente de Francisco Correa.
Gente corrupta, malhablada, malpensada y malescrita. Y para comprobar cómo escribe Ricardo Costa basta con leer el comunicado que hizo público el martes pasado. Se puede leer aquí. No tiene desperdicio… ni tildes. No pone las comas, las espolvorea, y deja al descubierto que su formación es más que floja. Escribe (la mayúscula es suya): “ALGUNOS PRETENDEN CONVERTIRME EN UN CHIVO ESPIATORIO”, en lugar de ‘expiatorio‘; “EL AFECTO Y EL APRECIO MUTUO QUE NOS PROCESAMOS, en lugar de ‘profesamos‘. Espiatorio, si existiera, tendría su etimología en ‘espiar’ y procesar viene de ‘proceso’. ¿En qué estaba pensando Costa cuando escribió ese comunicado? Lacan encontraría explicaciones a esos dos ‘lapsus linguae’.

Ralph Lauren adelgaza aún más la cintura de una de sus modelos

La foto es extraordinariamente repulsiva. Que me digan a mí qué tienen esa cintura, esos brazos, esas piernas de atractivo. Y además es dañina. La anorexia no debe nunca ser un modelo. Aún no parecen haberlo aprendido, al menos los de Ralph Lauren. Y no conformes con seleccionar a modelos que milagrosamente consiguen que se las vea de perfil, retocan cinturas para hacerlas aún más invisibles.
Lo peor de todo es que, si buscamos otras fotos de Filippa Hamilton, no parece tener mucha más masa muscular.

Se cuenta aquí.

Los detractores de Milá son fachas, según ella

Traigo la respuesta que Mercedes Milá da a la pregunta de Ochoa de Olano y no añado nada más:

“-Sus admiradores suman hordas. (Al menos, en Internet). Sus detractores, también. ¿Le ponen más los unos o los otros?
-Yo me fijo más en los malos, pero me regodeo en los buenos. Lo que más me gusta de mis detractores es que son fachas y como yo soy la antifacha, pues me encanta, porque eso quiere decir que llevo bien la brújula”.

El resto de la entrevista, aquí.

¿Qué pena merecen quienes matan amparados en la pena de muerte?

El País publica hoy una declaración estremecedora de un condenado a muerte en EE UU.

Copio la entradilla:

“Yo, Romell Broom, preso en el corredor de la muerte de Lucasville (Ohio), fui llevado a mi ejecución por inyección letal el pasado 15 de septiembre. Tras sufrir 18 pinchazos fallidos a lo largo de tres horas, la ejecución fue suspendida. Ésta es mi declaración jurada de aquellos hechos”.

Aquí el texto completo.

Los diarios de la mañana


“Mi padre se suicidó por una depresión después de haber leído los periódicos de la mañana”.
Boris, personaje de ‘Si la cosa funciona’, de Woody Allen.

A mí que me registren

Con todo lo que me gusta… y es un gran desconocido. Hoy tomo la decisión de que esto no puede seguir así, que me acerco a él y me intereso por su vida. Hoy, definitivamente, intimo con un percebe. Quiero saber cuánto viven, cuándo alcanzan la madurez, si existían o no en la época de los dinosaurios, si es cierto que su sexo es infinitamente mayor que su exquisita menudencia… Y así.
Allá me voy. Primera sorpresa, resulta que el percebe es un crustáceo, nada de molusco. Otra: Consta de capítulo y pedúnculo, como las flores, pero en este caso, a lo que sería la flor lo llaman uña; y nos comemos el pedúnculo. Quienes los han observado muy de cerca, sin comérselos, no como yo, dicen que los percebes no tienen ojos… ni corazón.
De modo que, a partir de ahora, me puedo comer toneladas; a nadie hago daño. No fue un percebe quien acuñó aquello de ‘Ojos que no ven corazón que no siente’.

En la imagen, una familia numerosa.

México lindo

Reporteros Sin Fronteras alerta de la situación en México: es un país peligroso, muy peligroso para periodistas.

Según RSF, la “amplitud del drama” que vive la prensa mexicana proviene “de la infiltración del crimen organizado en algunos engranajes del poder”.

“El balance de esta guerra sin nombre se eleva a casi 14.000 víctimas en dos años”, con una ofensiva asentada en los estados de Michoacán (oeste) y Guerrero (sur) donde el narcotráfico y la extrema violencia “hacen estragos”.

Más, aquí.

¿Cómo nos ven?

El Correo publicaba el miércoles una reseña de una información aparecida el domingo pasado en ‘The New York Times’: un viaje por la costa, desde Bakio a Bidart. La cronista, Sara Wildman, aparece fascinada ante los paisajes y las costumbres. La víspera de San Juan recaló por azar en Lekeitio. Cuenta que ese día los residentes se visten de bruja y queman efigies en grandes hogueras.

Nos gusta que los periódicos extranjeros hablen de nosotros. Tanto nos gusta vernos en ese espejo, que lo transformamos en noticia.
La foto es de una sanjuanada en una playa.

Ah de MI casa

Ahí, en algún lugar debo de estar. Ya saldré.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.